El barco humanitario ‘Aquarius’ llegó este miércoles al puerto de La Valeta (Malta), tras el acuerdo entre cinco gobiernos europeos que permitió desembarcar a esta nave con 141 migrantes rescatados en aguas internacionales próximas a Libia.

El ‘Aquarius’, propiedad de SOS Méditerranée y Médicos Sin Fronteras, entró en el puerto maltés, tras haber errado varios días en el mar por la negativa de los Estados europeos a aceptar su desembarco.

El ejército maltés se movilizó para facilitar el desembarco de los migrantes, la mayoría de ellos procedentes de Somalia y Eritrea, la mitad menores de edad y más de un tercio, mujeres.

Después de que Italia, pero también en un primer momento Malta, le impidieran desembarcar, esta embarcación humanitaria obtuvo finalmente el martes la autorización de atracar en Malta tras un acuerdo entre cinco países de la Unión Europea: Francia, Alemania, España, Portugal y Luxemburgo.

Estos cinco países se repartirán los 141 migrantes de la nave humanitaria y otros 114 que llegaron a bordo el lunes desde el territorio maltés.

España, que en junio acogió el ‘Aquarius’ en Valencia tras un mediático periplo por el Mediterráneo, anunció el martes que acogerá 60 de los migrantes de la embarcación.

Francia, cuyo presidente Emmanuel Macron fue criticado en junio por no acoger la embarcación, también recibirá unos 60 refugiados. Del mismo modo, Alemania se comprometió a aceptar “hasta 50”, mientras que Portugal acogerá unas 30 personas.

DEJA UNA RESPUESTA