El presidente del PP balear, Biel Company, ha registrado oficialmente este miércoles su proposición de ley, que supondría una rebaja fiscal de unos 195 millones de euros, y ha rechazado que sea una medida electoralista de cara a los comicios autonómicos de 2019.

En declaraciones a los medios, Company ha asegurado que el “espíritu” del PP es el de “bajar impuestos” y que ahora “se puede hacer”, mientras que en 2012 la izquierda “entregó los Consells y el Govern en quiebra”. En este sentido, ha afirmado que en el PSIB “tienen un ataque de amnesia cada vez que se habla de esto”.

Por ello, Company ha asegurado que si el PP llega al Govern en 2019 “demostrará” que con la situación actual se pueden “bajar impuestos de forma importante”. El presidente del PP también ha argumentado que para realizar esta rebaja no es necesario “retocar ningún derecho”.

Entre las medidas que recoge la propuesta del PP, se encuentran medidas de tipo fiscal a favor de la compra de la primera vivienda, de fomento del alquiler, para la compra de libros, gastos de guardería de 0-3 años, o la reducción de los impuestos de donaciones y sucesiones, transmisiones patrimoniales y patrimonio.

También se propone la reducción de los tipos marginales de la escala autonómica del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas a los tramos de renta medias y bajas, considerando como tales las bases liquidables que no superen los 30.000 euros.

INICIO DEL CURSO ESCOLAR

Por otro lado, a preguntas de los medios Company ha manifestado la “preocupación” del partido por la “imagen” de la Educación en Balears ya que “se vuelve a comenzar el curso con muchos barracones”.

Company ha criticado que esto ocurra “teniendo más de 1.350 millones más de presupuesto y dinero parado en el Ibisec por falta de saber gestionar”.

También ha expresado preocupación por “ser los últimos de España en educación”, algo de lo que ha responsabilizado al conseller Martí March.

Igualmente, el presidente regional ha criticado que los accesos a los colegios están “saturados como siempre” y ha asegurado que no se debe al turismo sino a que “no se han hecho las obras que se tenían que hacer”.

DEJA UNA RESPUESTA