La iglesia de Sant Miquel de Palma ha sido proclamada este domingo basílica menor, después de que el Papa Francisco firmara el correspondiente decreto el pasado 19 de marzo.

Con la de Sant Miquel, la isla contará con cuatro basílicas menores, junto a la Catedral, el Santuari de Lluc y la Basílica de Sant Francesc, ha informado el Bisbat de Mallorca.

Este domingo se ha celebrado  la dedicación del tempo y una eucaristía presidida por el obispo, Sebastià Taltavull. En Sant Miquel se custodia la Mare de Déu de la Salut.

Desde el Obispado han indicado que la proclamación como basílica menor ha supuesto “una ardua tarea de investigación histórica de la devoción a la Mare de Déu de la Salut”. Esta documentación fue enviada a la Comisión Episcopal de Litúrgica de la Conferencia Episcopal.

Con la aprobación por parte de los obispos de la comisión, la petición fue dirigida a la Congregación de Culto Divino de la Santa Sede, que finalmente emitió un informe favorable.

DEJA UNA RESPUESTA