Inician las reformas de ocho habitaciones de oncología pediátrica de Son Espases tras las quejas de los padres

16

Eran varias las denuncias contra el Hospital Universitari de Son Espases que no llegaban desde hace dos años a Canal4 por las condiciones infrahumanas, que decían, sufrían los menores de oncología. La poca iluminación de las habitaciones y la baja calidad de la comida centraban las quejas de los padres.

En respuesta a las condiciones de confort de los críos ingresados, desde la Conselleria de Salut reconocen este problema y ya han iniciado las obras en ocho habitaciones de oncología pediátrica en el Hospital de Son Espases que tienen como fin “aumentar la luminosidad y mejorar el confort de los niños ingresados”.

“La remodelación responde al compromiso que la Conselleria adquirió con las familias, que habían pedido la mejora de los espacios destinados a estos niños”, ha apuntado en rueda de prensa.

Asimismo, ha explicado que las reformas tendrán un presupuesto total de 395.434 euros y una duración de tres meses, durante los cuales los niños serán reubicados en otras habitaciones del mismo módulo de hospitalización.

La consellera ha presentado el proyecto junto con el director general del Servicio de Salud, Juli Fuster; el director gerente de Son Espases, Josep Pomar; y la arquitecta responsable, Elisa Valero.

Recordamos que algunos padres denunciaron en los micrófonos de Canal4 también la poca variedad de la comida y la escasa adaptación a las necesidades específicas de los pacientes de oncología.

INTERVENCIONES CONCRETAS

En concreto, las intervenciones a realizar durante los próximos meses consistirán en cambiar vidrios tintados por unos transparentes, ampliar cada habitación hacia la terraza, sustituir las ventanas por puertas de acceso e incorporar separadores laterales para proporcionar más intimidad a los pacientes, entre otros.

Además, en dos de las ocho habitaciones se incorporará un sistema de presión negativas para pacientes inmunodeprimidos ya que, hasta ahora, los niños tenían que completar el tratamiento con un trasplante de médula ósea ingresaban en la planta de Hematología de Adultos y una vez recuperados volvían a la planta de Pediatría.

“Con estas dos habitaciones los niños podrán permanecer en el área de Pediatría y no tendrán que desplazarse a la planta de Adultos”, ha remarcado.

En la Unidad de Oncología Pediátrica de Son Espases se atienden cada año entre 25 y 30 casos nuevos con una media diaria de entre seis y ocho niños ingresados. En la mayoría de los casos se trata de leucemias agudas, que son el tumor pediátrico más frecuente, seguidas de tumores cerebrales.

DEJA UNA RESPUESTA