Los torrentes de Sant Miquel y de s’Erbossar de Pollença han dejado a la localidad incomunicada a causa de los desbordamientos.

La Guardia Civil ha auxiliado a unas 60 personas este viernes por la mañana que habían quedado atrapadas por la inundación que han provocado las lluvias en la zona de Pollença y sa Pobla.

Según ha informado desde el Servicio de Emergencias (SEIB) del 112 en su cuenta oficial de Twitter, han actuado unos 75 efectivos.

Durante varias horas, Pollença ha tenido los accesos cortados. Los bomberos están centrados en rescatar a los vecinos que se han quedado atrapados en sus vehículos entre las zonas de Alcúdia y Pollença. La Guardia Civil, por otra parte, está registrando la zona en helicóptero.

Por otra parte, la situación de alerta en la zona de la Albufera de Mallorca se ha activado esta mañana cuando las lluvias torrenciales han comenzado a escampar por la parte norte de la isla.

El Servicio de Emergencias (SEIB) del 112 ha informado de que ya está reabierto al tráfico la carretera de Pollença a Alcúdia (Ma-2201) y el camino de Cap de Bou (Ma-2202).

Cabe recordar que este mismo viernes también se han reabierto las primeras carreteras más afectadas por la tormenta del pasado día 9 de octubre: la Ma-4041 de Artà a s’Era de Pula, del kilómetro cero al 5,3 y la Ma-4042 de Artà a Canyamel, del kilómetro 5,1 al 6,2.

La carretera que va de Lluc a Pollença (Ma-10) también se ha reabierto al tráfico este viernes, según ha informado la Dirección Insular de Infraestructuras y Movilidad del Consell de Mallorca.

El tramo final de la autopista de Inca a Alcúdia (Ma-13) ha quedado cerrado al tráfico durante varias horas. El servicio de carreteras pide precaución al transitar por esta vía, abierta hace tan solo unos momentos.

En este municipio, el corte de las vías ha afectado al tramo de la carretera que va de Sa Pobla a Pollença (MA-2200) del Km 42 al 52 en ambos sentidos.

 

En el municipio de Pollença se han contabilizado, hasta ahora, 19 incidentes.

 

DEJA UNA RESPUESTA