Paula Fornés, la menor que falleció la noche de Sant Joan atropellada por una conductora que quintuplicaba la tasa de alcoholemia, hubiese cumplido 16 años este viernes. Su padre, le ha dedicado unas emotivas palabras en su cuenta de Facebook.

“Un día como hoy 23/11/2002, nació mi mayor tesoro, mi estrella, mi vida, mi preciosa y estimada Paula, una preciosidad llena de vida y alegría, amiga de sus amigos hasta el final y de la que nunca vi ni oí una palabra mala, un 10 de niña”, afirma su padre, Biel Fornés, quien prosigue “orgullo de padre podréis pensar, pero las personas que la conocieron saben que no miento, era, y seguro que es, el brillo donde está la felicidad, ahí está mi estrella y mi luz”.

En un día tan especial en el que la joven hubiera celebrado su 16 cumpleaños, sus familiares no han dudado en dedicarle a la menor unas bonitas y emotivas palabras, pero también llenas de dureza al recordar el trágico suceso en el que una mujer borracha les arrebató a Paula.

“Te quiero y quiero felicitar tus 16 años que no vamos a poder celebrarlos físicamente por que una conductora que quintuplicaba la tasa de alcohol decidió coger su coche un 24/06/2018 y acabar con tu vida física, pero no con el amor que hay en mi y en todas las personas que te conocieron y pudieron ver y sentir lo feliz que eras. Muchas felicidades estés donde estés mi amor, mi vida y mi todo. Sempre junts”, finaliza la nota de su padre publicada y compartida en las redes sociales.

Paula Fornés, 16 cumpleaños, menor fallecida atropello sa rapitaHoras más tarde, Biel Fornés volvía a publicar otra nota en las redes dirigida a “los políticos y fiscales que regulan por nosotros, la ciudadanía”y donde explica que “mi hija cumple 16 años, y hemos venido a desearle que pueda cumplir muchos más, que irónico verdad, cuando una mujer ebria que quintuplicaba la tasa de alcohol la atropelló, mató y dejó tirada en la carretera”.

La publicación de Facebook continua “mi hija es solo una víctima más y sólo vale cuatro años de cárcel para nuestros políticos y fiscales, tendría que haber matado como mínimo a dos para que las penas se endurecieran”, mostrándose muy crítico con la pena para la conductora que está acusada de circular bajo los efectos del alcohol y atropellar mortalmente a la joven en sa Ràpita, además de los delitos de conducción temeraria, omisión del deber de socorro, falsedad documental y circular sin permiso de conducir.

“Dos familias destrozadas y dos vidas destrozadas, desde aquí, desde donde vengo a llorar mis penas -la publicación viene acompañada por una fotografía en el campo santo- y desear feliz cumpleaños a mi hija” y recalca que “os digo que ojalá no tengáis nunca de pasar por esto, seguro que la vara de medir sería diferente”, concluye su padre en una publicación que ya la han compartido más de 500 personas.

DEJA UNA RESPUESTA