La Asociación de Padres con Niños Autistas de Balears (APNAB) – Gaspar Hauser ha anunciado la declaración de un pre-concurso de acreedores debido a la abultada deuda acumulada y la escasez de ingresos que tiene la entidad.

Así, tras la pérdida de los servicios de Atención Temprana y de residencia, a partir del 31 de diciembre también dejará de ofrecerse el servicio del Centro de Día.

Con este pre-concurso de acreedores los servicios que se mantendrán son el de Vivienda Tutelada, Unidades Volantes de Apoyo a la Integración (UVAI), Aulas ASCE y Gabinete Privado. Además, está previsto realizar un ERE entre los trabajadores de los servicios que ya se han dejado de prestar y también afectará a los trabajadores de los servicios que se prestan para reducir plantilla.

Cabe recordar que 35 empleados de APNAB – Gaspar Hauser han decidido marcharse de la entidad por los impagos y muchos de ellos han interpuesto denuncias. Se les adeudan las nóminas de agosto, septiembre, octubre, la paga extra de Navidad del pasado año y la de este verano. Así como también, el kilometraje al personal de las Unidades Volantes de Apoyo a la Integración (UVAI) y complementos de comedor.

Además, se pondrán a la venta inmuebles de la entidad como la finca de Algaida y el Centro de la calle José Villalonga para liquidar la deuda y se cesará a la actual gerente de APNAB Gaspar Hauser, Maribel Morueco, y se formará un claustro de profesores para la elección de la nueva Dirección.

Cabe destacar que los trabajadores han aplazado la huelga del 10 al 14 de diciembre y pasará a convocarse del 17 al 21 de diciembre, con concentraciones de las 12.00 a las 14.00 horas.

Este miércoles el conseller de Educació, Martí March, se ha reunido con los padres de los niños de APNAB-Gaspar Hauser. Una reunión donde March les ha explicado las tres alternativas que hay para el centro.

Una primera que contempla la venta de inmuebles para poder pagar lo que se adeuda a los trabajadores y sanear las cuentas embargadas de Gaspar Hauser. Otra opción es sacar la entidad a concurso de acreedores y a tercera opción y la menos factible es que Educación se haga cargo de la entidad.

El problema de esta tercera vía es que los niños dan clase en colegios concertados y la estructura es privada. Además, los niños con autismo son muy sensibles a los cambios, por lo que los padres exigen que se mantengan los mismos profesores.

Así mismo, los padres han reclamado a Martí March que todo esté resuelto antes del 31 de enero de 2019, fecha en la que finaliza el concierto de APNAB Gaspar Hauser

DEJA UNA RESPUESTA