Los alquileres suben un 19% pese a la prohibición del alquiler turístico en Palma

64

El impacto de las Estancias Turísticas en Viviendas (ETH) en el precio del alquiler en Balears es mínimo, según indica el último ‘Informe sobre el impacto de las ETH en el precio del alquiler residencial’ elaborado por Habtur Balears.

La intención del Ajuntament de Palma de querer liquidar el alquiler turístico como medida para favorecer el acceso a la vivienda ha resultado un “fracaso”, según Habtur.

La asociación explica que en Palma entre el 2016 y el 2018, coincidiendo con la aprobación de la Ley Turística de julio del 2017 y la zonificación de Palma, el precio del alquiler residencial ha subido un 19%, mientras que las viviendas destinadas a un uso turístico se han reducido en más de un 53%.

La patronal del alquiler vacacional de Balears considera que el alto precio de los alquileres en las islas es multifactorial:

Primero, las ETH tienen un comportamiento estacional. Durante los meses de verano el número de las ETH en Balears es de un 6,93% y en Palma de un 1,09% del parque total de viviendas. Durante el invierno esta proporción baja claramente. El impacto de las ETH sobre el parque total de viviendas es muy reducido.

Por otro lado, gran parte de las ETH, el 65,08%, se encuentran en viviendas unifamiliares que coinciden principalmente con aquellos municipios que tienen la mayoría de viviendas secundarias.

También las restricciones de las leyes que regulan el turismo vacacional han producido un descenso del número de ETH, pero no han tenido el efecto que esperaban en el precio del alquiler de larga duración.

Además, la subida del precio del alquiler residencial viene determinada por factores multieconómicos y socioeconómicos.

1- Mejora de la economía y descenso del paro. Muchas personas que se vieron obligadas a volver a vivir con sus padres durante los años de la crisis, vuelven ahora a solicitar una vivienda. La mayoría busca un alquiler debido a los bajos salarios y la dificultad de acceder a una hipoteca.

2- Restricciones en el crédito. Los bancos ponen ahora más impedimentos a la hora de conceder una hipoteca que antes de 2008. Esto hace que menos gente pueda acceder a la compra y se decante por el alquiler.

3- El porcentaje de familias que se encuentran en régimen de alquiler ha aumentado 10 porcentuales y ha pasado del 23,87% al 33,10% del 2011 al 217.

4- Aumenta la población en Balears. El saldo migratorio vuelve a ser positivo y la mayoría no optan por la compra.

5- Presión de gente que compra viviendas. El 31,7% de las operaciones de compraventa de viviendas fueron de extranjeros que compran en Mallorca segundas residencias en las zonas donde el alquiler turístico tiene más presencia.

6- Compra de una vivienda como inversión.

7-Falta de nuevas viviendas. Entre 2012 y 2017 se construyeron 7.235 viviendas. Mientras que tan solo en 2007 se habían construido 11.828. Hay mayor presión de demanda que de oferta.

8-Desprotección del propietario. Hay propietarios que no quieren sacar sus inmuebles al mercado del alquiler y prefieren mantenerlos cerrados.

DEJA UNA RESPUESTA