La Conselleria de Educación ha anunciado este miércoles la convocatoria de oposiciones para 2019, que será de 1.080 plazas. De estas, 460 serán para profesores de Secundaria, 130 corresponderán a plazas de apoyo educativo y 10 plazas para Inspección Educativa.

En rueda de prensa, el conseller de Educación y Universidad, Martí March, ha explicado que el objetivo “es reducir el número de interinos”, cuya tasa, tras los procesos de oposición de 2017 y 2018, ha pasado del 37 por ciento al 30 por ciento. Además, ha destacado que el objetivo es que en 2020 se llegue al 20 por ciento de esta tasa.

Según ha explicado, entre 2017 y 2019 se habrán sacado un total de 2.337 plazas de oposición con el objetivo de generar “estabilidad” dentro de este sector para que los “centros funcionen mejor”.

De las 130 de apoyo educativo, 53 serán para Pedagogía Terapéutica, 31 para Audición y lenguaje en Primaria y 49 para Orientación en Secundaria. Respecto a la Formación Profesional, se convocarán 168 plazas (115 en Mallorca, 20 en Menorca, 29 en Ibiza y cuatro en Formentera). También se sacan 12 plazas para escuelas oficiales de idiomas (EOI).

March ha explicado que la intención es convocar nuevas oposiciones en 2020, con 1.000 plazas más. Además, si se pudieran convocar oposiciones en 2021, 2022 y 2023, ha dicho que se podría llegar al objetivo del 15%-10% de plazas cubiertas por interinos, una cifra que ha considerado como “adecuada”.

Por otro lado, March ha negado que el concurso de oposiciones que se está realizando sea un ERE, tal como se ha criticado desde diversos sectores, y ha querido remarcar que la mayoría de personas que se están quedando con las plazas son interinas.

Tal y como ha ocurrido este año se prevé que las pruebas de oposición tengan lugar en julio en todas las islas, de manera que haya el plazo de tiempo necesario para que los nuevos funcionarios puedan optar a sus plazas para el nuevo curso escolar.

DEJA UNA RESPUESTA