El partido Crida per Palma ha organizado este sábado por la tarde, en el parque de Sa Feixina, una performance para pedir el derribo del obelisco homenaje al crucero Baleares erigido en la dictadura franquista.

La ‘performance’ se ha llevado a cabo por la actriz Nanda Hernández y otros miembros de la formación. Los actores iban vestidos con chalecos reflectantes y cascos amarillos de la empresa ficticia ‘Derribos Noguera, S.L.’ y han enumerado una serie de propuestas en tono irónico para el derribo, como por ejemplo “instalar un atrae rayos” o “dinamitar el obelisco con la banda sonora de Star Wars de fondo”.

“La intención de esta acción es pedir, una vez más y como ya han ido haciendo numerosos colectivos y personas de Palma en los últimos años, el derrumbe de sa Feixina y denunciar que el govern del Ajuntament de Palma supuestamente progresista no lo haya hecho pese a haberse comprometido”, asegura el portavoz de Crida per Palma.

Páez ha criticado la eliminación de la partida presupuestaria municipal de 2019 para el derribo ya que “demuestra una vez más los límites de los gobiernos “de progreso” y la necesidad de nuevas herramientas institucionales para combatir la hegemonía de la derecha”.

Crida per Palma, que tiene previsto presentar su candidatura a las próximas elecciones, ha explicado en un comunicado que el partido de Aina Calvo “cometió el error de ‘reinterpretar’ el monumento, y ahora el gobierno de Toni Noguera vuelve a cometer el error de no derribarlo”, lo que han calificado de “vergonzoso”.

Crida per Palma celebra este sábado a las 18.30 horas el ‘Encuentro antifascista y por la memoria histórica’, en el Casal de Barri Es Jonquet, con una mesa redonda con Mª Antonia Oliver, Tonina Mercadal y Jaime Bueno. A este acto seguirá un debate popular con el objetivo de de construir el programa electoral de Crida para su candidatura a las próximas elecciones municipales.

DEJA UNA RESPUESTA