La famosa muñeca Barbie, que mostraba una imagen de la mujer perfecta, ya no es tan idealista como lo fue antaño. Las últimas incorporaciones incluyen una muñeca en silla de ruedas y otra la cual lleva una pierna ortopédica. Todo un avance inclusivo en el mundo de los juguetes infantiles.

Ya hace tiempo que Barbie, entre otras, recibían críticas de los colectivos feministas por mostrar a los niños/as una versión errónea y falsa de la mujer. Por eso, los creadores de la famosa muñeca han empezado a incluir varias imperfecciones en sus modelos.

Desde Mattel, explican que el objetivo de estas muñecas es precisamente el de desbancar los cánones de belleza actuales, y mostrar otras formas de belleza en sus productos infantiles.

Aun así, aun nos falta por ver una Barbie más gorda que delgadísima, con un Ken friki. O un acné pronunciado. Hay aun muchas cosas que faltan para poder alcanzar la verdadera “perfección”.

DEJA UNA RESPUESTA