Que parte del ‘No es No’ de los votantes aún no ha entendido usted

cartapedrosanchez

Señor Pedro Sánchez, secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE):

Acaba usted de encadenar el sexto fracaso electoral consecutivo desde que asumió la jefatura de su partido. En Galicia y el País Vasco este domingo ha repetido exactamente los mismos catastróficos resultados cosechados anteriormente en las autonómicas de Catalunya, dos generales españolas el 20 de diciembre y el 26 de junio pasados, y las autonómicas y municipales de 2015. ¡Todo un récord! Si la ironía no fuera demasiado cruel, le daríamos la enhorabuena.

Durante el intervalo entre las dos votaciones que hemos protagonizado los españoles en los últimos meses para intentar construir un ejecutivo estable y, especialmente, después de las celebradas el pasado verano, usted ha repetido ante todo el que le ha querido escuchar que de ninguna de las maneras permitirá con los votos de su grupo parlamentario que el Partido Popular en general y Mariano Rajoy en particular encabecen un gobierno en España, ni aunque este sea en minoría, en coalición o en solitario.

La frase textual ha sido: “No es no. ¿Qué parte del no no entiende usted, señor Rajoy?”.

Resulta sorprendentemente paradójico, señor Sánchez, que sea a usted al que hay que dirigir esta pregunta. Después de seis derrotas consecutivas, después de ser sobrepasado en Galicia por las candidaturas de Podemos, después de descalabrarse en el País Vasco (una comunidad en la que hace poquísimo presidía el gobierno autonómico), después de recular una y otra vez en el número de escaños conseguidos en el Congreso de los Diputados… después de todas estas realidades, que parte del “no es no” de los votantes aún no ha entendido usted.

Es una obviedad colegir que, si baja en votos cada vez que usted se presenta a las elecciones, es que algo no está haciendo bien. Es una obviedad que los tradicionales seguidores de su partido han dejado de confiar en usted. Es una obviedad que su liderazgo es de barro ya que encadena derrotas y reafirma convocatoria a convocatoria sus pésimos resultados, cada vez peores que los anteriores.

Todo eso es muy obvio… menos para usted y su camarilla. Sinceramente, ¿no se plantea usted dimitir tras perder las sextas elecciones consecutivas?

El hartazgo de sus propios compañeros de partido es ya un clamor. Los barones regionales socialistas, siempre al acecho para devorar el cadáver de su secretario general, están preparándose para el asalto final. Su suerte ya ha sido dictada. La han dictado las urnas. La sentencia la han escrito sus propios votantes, aquellos que le han dado la espalda y han votado a otras opciones, convirtiendo el Partido Socialista Obrero Español referente antaño de la gobernabilidad del país en un grupo minoritario y al bordo de la inocuidad en ya demasiados parlamentos.

Mientras, los radicales de Podemos avanzan fagocitando a sus despechados y asumiendo un protagonismo que se fundamenta en su debilidad antes que en la potencia de sus propuestas.

Ha convertido usted, señor Sánchez, al PSOE en un residuo del gran partido que gobernó España. ¿Qué parte del “no es no” de los sus votantes aún no ha entendido? Quizás su compañera Francina Armengol, la única en toda España que defiende que haga usted en Madrid lo mismo que ella ha hecho en Baleares, se lo pueda explicar. Seguramente será así ya que ella también cuenta sus elecciones en fracasos consecutivos. Aunque, eso sí, está cómodamente sentada en la poltrona presidencial del Consolat de Mar.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here