Implican al Rey Juan Carlos en un amaño para salvar a su hija del Caso Nóos

Rey Juan Carlos

Según una grabación a la que tuvo acceso El Mundo, el Rey Emérito Juan Carlos de Borbón intentó extorsionar a Manos Limpias con dos millones de euros para retirar la acusación de la Infanta Cristina. En el audio se escucha al secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, como le cuenta a la abogada Virginia López-Negrete que Iñigo Cotoner, marqués de Mondéjar, le hizo una oferta -el pasado mes de diciembre- de dos millones de euros en ‘cash’ más gastos aparte en nombre del Rey Juan Carlos para que retirara la acusación contra su hija.

La conversación tuvo lugar antes del juicio por el ‘caso Nóos’ en un encuentro informal entre Bernad y López-Negrete en el que el Secretario aseguró que días antes había recibido dicha oferta a la que la letrada respondió “un no rotundo”. No era la primera vez que intentaban hacer un acercamiento o así lo dio a entender López-Negrete con su comentario “Joder, no paran ¿eh?” cuando Bernad comenzó la conversación con ella contándole el encuentro con el marqués de Mondéjar: “A mi me viene directamente el marqués de Mondéjar, al que conocía de oídas… Me dijo: ‘Ésta va a ser una conversación que vamos a tener usted y yo solos'”.

Una vez expuesto la oferta, el líder de Manos Limpias planteó la posibilidad de aceptarla valorando los pros y contras. “Quiero ver de qué manera, qué forma jurídica se puede llevar a cabo”, señaló en alusión al marqués de Mondéjar. Porque antes de discutir la decisión definitiva, Bernad valoró las “pegas”, como que los medios de comunicación o las redes sociales se les echaría encima, aunque sería una “minoría” según el marqués de Mondéjar.

“De minorías, nada. Periódicos de izquierdas no controlan ni uno”. “Son unos sinvergüenzas, ¡qué hijos de puta! Nos quieren despachar con dos millones de euros”, indicó López-Negrete, quien se niega rotundamente en todo momento de la conversación a aceptar tal extorsión. E intentándole quitar hierro al asunto, Bernad le expone a la letrada que “de todos modos el escándalo puede durar uno o dos días”.

Y tras varios minutos de conversación López-Negrete zanja la conversación: “¿Te doy mi opinión? La respuesta es un no rotundo”. Así que Manos Limpias mantuvo finalmente la acusación y sentó a Cristina de Borbón en el banquillo.

Bernad tenía ya listo el borrador para su plan

La grabación de ese encuentro data de diciembre de 2015, pero está documentado que desde mayo de 2015 ya se reunierion e intercambiaron correos electrónicos Bernad y diferentes interlocutores, incluído el director general de la Fundación de La Caixa, Jaume Giró -quien denunció los hechos-, con la finalidad de desimputar a la Infanta a cambio de dinero.

La Policía descubre un escrito para retirar la acusación a la Infanta de octubre de 2015. Que fue cuando Bernad se desplazó hasta Barcelona para hablar con Giró y el sindicato elaboró un borrador el día antes en el que se reconoce las condiciones de “desistir en la imputación” después de un “exhaustivo análisis”. Al pie de dicho borrador figura el nombre de la letrada López-Negrete, aunque no su firma.

Con todo ésto a la luz, la Policía considera que este caso describe el funcionamiento de Manos Limpias como una organización que conseguía imputaciones para después retirarlas en beneficio de terceros, “destacándose las negociaciones mantenidas con La Caixa, si bien las cuales a pesar de darse una serie de condicionantes para seguir tal hecho, al final no se pudo alcanzar un acuerdo”.

 

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here