La economía de Baleares se frena

CAEB

La presidenta de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Baleares (CAEB), Carmen Planas, ha dado a conocer el nuevo informe de ‘Evolución Económica’ del Servicio de Coyuntura de CAEB señalando que “la economía de Balears creció un 3,7% en el segundo trimestre de 2016, una décima menos que el trimestre anterior”, según recoge Economía de Mallorca.

De esta manera, la economía balear pone fin a doce trimestres en los que había ganado décimas de manera ininterrumpida y se mimetiza con la evolución que vienen mostrando desde principios de año la economía española –que ha perdido tono durante el primer semestre– y de la zona del euro –con una ralentización mayor.

En este sentido, la presidenta de la CAEB ha indicado que, de las 45 series estadísticas que está siguiendo el Servicio de Coyuntura, el 76,6% sigue mostrando crecimientos positivos, mientras que solo el 58% manifiestan una tendencia a acelerarse, una circunstancia que no se había producido hasta la fecha.

Así, en el segundo trimestre de 2016, la economía de Balears, si bien ha crecido en todos los ámbitos, solo dos de ellos han conseguido mantener la pauta de aceleración que viene observándose en el archipiélago desde el segundo trimestre de 2013. Así, el consumo gana dinamismo y se mantiene como motor de la economía balear, mientras que, por el lado de la oferta, la industria se muestra ajena a la ralentización observada tanto en los servicios como, especialmente, en la construcción.

Carmen Planas ha explicado que “esta suave ralentización se ha extendido a todos los territorios insulares, a excepción de Menorca, que ha acelerado el crecimiento por decimosexto trimestre consecutivo, mientras que Eivissa y Formentera han mostrado la mayor pérdida de aceleración”.

Por todo ello, la presidenta de CAEB ha incidido en “la necesidad de aprovechar la coyuntura para realizar un importante esfuerzo estratégico encaminado a corregir las debilidades estructurales que dificultan la progresión de la renta per cápita del archipiélago”.

La inversión y la construcción, los ámbitos que más moderan el crecimiento

Planas ha señalado que “la pérdida de empuje de la economía balear responde, por el lado de la demanda, al menor pulso tanto de la inversión y, por el lado de la oferta, de la construcción, pues ambos ámbitos han moderado el ritmo de crecimiento por segundo trimestre consecutivo”.

“Así, el avance de la inversión se ha ralentizado en el segundo trimestre hasta el 3,6%, tres décimas menos que en el primer trimestre (3,9%), en un contexto en el que las expectativas empresariales han permanecido contenidas (1,4%) en comparación con el comportamiento mostrado a finales del pasado año (6,8%)” ha explicado la presidenta de CAEB, que también ha señalado que “la construcción ha crecido un 3,4% en el segundo trimestre, lo que supone una pérdida de nueve décimas respecto del trimestre anterior (4,3%), como consecuencia del descenso de la actividad que evidencian tanto los certificados y visados de obra como la licitación oficial”.

El consumo se erige en el motor de la economía balear

Carmen Planas ha destacado que “el crecimiento del consumo en el segundo trimestre (3,8%) se ha visto favorecido por la mejora en la confianza de los consumidores y la renta disponible de los hogares gracias al mayor ritmo de creación de empleo (5,8% vs 5,2%, 1r trim.). Esta circunstancia, unida al descenso continuado de los precios (-0,8% vs -0,2%, 1r trim.) –que se traduce en una mayor capacidad de gasto de los hogares– y al aumento del gasto turístico (10,3%), explican que el consumo se erija como el componente más dinámico (+0,4 puntos porcentuales respecto del primer trimestre) y acentúe su rol como motor de la economía balear”.

Los servicios se mantienen, gracias a las ramas asociadas, al consumo privado y la actividad turística

La presidenta de CAEB ha explicado que “los servicios, a pesar de haber experimentado una suave ralentización de una décima en el segundo trimestre hasta el 3,7% (vs 3,8%, 1r trim.), se sitúan como el sector que más crece del tejido productivo balear”, a la vez que ha señalado que “este crecimiento de los servicios se ha concentrado especialmente en el comercio minorista –con el mayor aumento de la cifra de ventas del conjunto estatal (8,8% vs 5%, España)–, la rama de alojamiento –tanto en términos de pernoctaciones hoteleras (10,5%) como de grado de ocupación (92,7%, agosto)– y en las actividades inmobiliarias –espoleadas por el repunte de la compraventa de viviendas (55,2%) hasta máximos de 2007.

La industria se acelera suavemente y reduce el diferencial que le separa del resto de sectores

“La industria se ha erigido como el único ámbito productivo que ha conseguido acelerar el ritmo de crecimiento, ya que en el segundo trimestre ha experimentado un avance del 1,8%, una décima más que el trimestre anterior (1,7%). Esta evolución responde a la recuperación de la producción industrial (5,2% vs -4,1%, 1r trim.), que se ha visto respaldada por la progresiva mejora de los indicadores energéticos” ha manifestado Carmen Planas.

La economía menorquina se acelera en contraposición con la tónica general

Planas ha destacado que “la pérdida de tono que ha mostrado el marcador regional en el segundo trimestre se ha extendido a todas las islas, a excepción de Menorca. Y es que el mejor comportamiento relativo de la actividad turística ha permitido que el crecimiento de la economía menorquina en el segundo trimestre (3,1%) haya ganado una décima respeto del trimestre anterior (3%) y recorte, así, la brecha que tradicionalmente le separa de la media balear”. Así mismo, la presidenta de CAEB también ha hecho referencia a la “mayor aceleración experimentada en Menorca por la afiliación tanto de trabajadores (+1,5 puntos porcentuales en relación al primer trimestre) como de empresas (+0,2pp) en comparación con el conjunto regional (-0,6pp y -1pp, respectivamente)”.

La economía pitiusa, la que registra mayor pérdida de aceleración

Respecto de la economía pitiusa, Carmen Planas ha señalado que “a pesar de haber registrado la mayor pérdida de aceleración (-0,3 puntos porcentuales respecto del primer trimestre), a raíz del menor impulso de la actividad turística, Eivissa y Formentera han seguido mostrando un crecimiento superior a la media balear tanto en la afiliación de trabajadores (8,4% vs 5,8%, Balears) como de empresas (4,7% vs 3,2%, Balears).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here