Armengol: primero Podemos antes que su PSOE

Francina Armengol insiste, insiste e insiste en una estrategia política que prácticamente ningún otro alto cargo del PSOE considera ya válida en este momento.

Tras ser derrotada la línea del ‘no es no’ de Pedro Sánchez, es de consideración general en el partido de los socialistas españoles que hay que desatascar la situación de bloqueo institucional, hay que abrir una nueva etapa entre los partidos constitucionalistas ante el reto secesionista catalán y hay que pasar a la oposición para, desde allí, obligar al Gobierno de España de Rajoy a cambiar sus políticas hacia otros objetivos más de acorde con los principios del PSOE.

De hecho, en la nueva gestora socialista tienen claro que abstenerse en el Debate de Investidura no es dar un voto en blanco al Partido Popular y a Ciudadanos, sino abrir una etapa de vigilancia, control y pactos, entre otros, de los Presupuestos Generales del Estado del año 2017.

Esa es la línea que se ha impuesto en el PSOE, pero con la cual Armengol no quiere de ninguna de las maneras converger.

Armengol sigue en su ‘no es no’. Y sigue ella en solitario. No se escucha ya a casi ningún otro dirigente del PSOE defender esta premisa. La realidad de los votos se ha impuesto para la mayoría, menos para Armengol.

De hecho, la presidenta balear ha sido la única que se ha destacado en las crónicas periodísticas de la festividad del 12 de Octubre. Solo ella es protagonista en los titulares. Y solo ella se ha autoinvestido del cargo de portavoz de los que siguen insistiendo en oponerse a la nueva dirección del PSOE.

Desde Baleares esta posición enrocada de Armengol tiene una diáfana explicación: la presidenta balear necesita los votos de Podemos para seguir en el cargo. Y Podemos ya le ha advertido por activa y por pasiva de que abstenerse en el Congreso ante una nueva intentona de Rajoy es romper su precario pacto en Baleares.

Por ello Armengol, priorizando su permanencia en el cargo de presidenta del Govern, tiene muy claro que necesita como el agua los votos de Podemos y que hará todo lo que pueda para conservarlos. Aunque eso le aparte del resto de la dirección del PSOE y le haga navegar contracorriente de su propio partido.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here