El podemita Espinar ganó 20.000 euros con la venta de una vivienda de protección publica

El portavoz de Podemos en el Senado y candidato a liderar la formación en la Comunidad de Madrid, Ramón Espinar, ha defendido que la operación de compra de un apartamento del Plan de Vivienda Jóven, de 146.224 euros,  en Alcobendas fue “perfectamente legal, ética y no tiene ninguna otra historia legal” y que para ello contó con la ayuda económica de “su madre, su padre y su abuela”.

Al cabo de tres meses Espinar vendió la vivienda por 176.000 euros y, según ha revelado este miércoles la Cadena SER, el portavos de Podemos en el Senado ha explicado que con esta compraventa no ganó 30.000 euros sino en torno a 19.000 y que utilizó este dinero para pagar la matrícula de su máster y para comprarse un ordenador portátil. Además asegura que se vió obligado a venderla “porque no podía pagarla” y que el precio de la compra de la vivienda como la venta de la misma lo fijó la Comunidad de Madrid, y no él.

“Le ha pasado a mucha gente en este país que no ha podido hacerse cargo de la compra de un piso y lo ha tendido que vender”, ha señalado en rueda de prensa celebrada este miércoles en la sede de Podemos, en la que ha asegurado sentirse “golpeado” y “francamente dolido” por la información publicada.

El candidato de Juntos Podemos ha explicado que desde 2007, con 21 años y percibiendo 480 euros de beca de colaboración, fue aportando cantidades a una cooperativa con la idea de que tres años después estaría trabajando y podría afrontar la compra de este piso de protección, cuya mensualidad se fijó en unos 580 euros al mes. “Pensaba que me podía ir bien”, ha resumido.

Además, ha señalado que el origen de estos pagos a la cooperativa, unos 60.000 euros, es un “préstamo familiar” que devolvió tras vender el piso. El dinero provenía de los “ahorros de su abuela” y de un préstamo de su madre y de padre, “del que no tenía la información que ahora tengo”, en relación a su implicación en el caso de las tarjetas black de Caja Madrid. “¿Qué problema ético hay en que un chaval pida a su familia 60.000 euros para comprar un piso en un barrio humilde de Alcobendas?”

“No podía hacer otra cosa. Yo demostré que no tenía ingresos y me dejaron venderla en las condiciones en las que la vendí. Esto le ha pasado a mucha gente. Seguro que hubo mucha gente que hizo lo mismo”, ha dicho Espinar, que ha esgrimido que tras tres años de aportaciones económicas “la opción que le quedaba era vender”.

Según recoge Europa Press, el portavoz ha asegurado que en esta compraventa “no tiene nada que ver el Ayuntamiento de Alcobendas” y “desconoce por completo” una posible relación de la cooperativa y con Caja Madrid. “Hago una operación de subrogación de una hipoteca del BBVA que tenía la cooperativa y le pasé a los esa hipoteca del BBVA a los siguientes propietarios”, ha dicho.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here