El juez imputa a los padres de Nadia por explotación sexual

El juez que investiga la supuesta estafa en los donativos para el tratamiento de Nadia ha abierto una nueva causa en la que imputa a los progenitores los delitos de exhibicionismo, provocación sexual y explotación sexual, a raíz de las fotografías de carácter sexual en las que aparece su hija.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), el titular del juzgado de instrucción número 1 de La Seu d’Urgell, que hoy ha interrogado a los padres sobre el contenido de estas fotografías, ha acordado mantener todas las medidas cautelares adoptadas hasta el momento: el padre está en prisión y la madre en libertad, aunque sólo puede visitar los fines de semana a la niña, de 11 años, que está a cargo de una tía.

El Español recoge que en auto redactado tras la comparecencia de los padres, que han respondido a las preguntas de todas las partes, el juez ha acordado abrir un nuevo procedimiento, que envía al decanato judicial para su reparto, en el que Fernando Blanco y Margarita Garau tienen la condición de investigados por los delitos de exhibicionismo, provocación sexual y explotación sexual.

Libertad para la madre de Nadia

El titular del Juzgado de Instrucción 1 de La Seu d’Urgell ha dejado en libertad a la madre de Nadia, Margarita Garau, tras declarar durante una media hora por las fotos de supuesto contenido sexual en las que aparecía la menor.

El abogado de los padres de Nadia, Alberto Martín, ha explicado a los medios tras salir de los juzgados junto a Garau que no se ha solicitado ninguna medida cautelar.

El juez les ha interrogado tras hallar indicios de delitos de elaboración y tenencia de pornografía infantil, así como de exhibicionismo y provocación sexual, ante la evidencia de claros indicios de participación del padre en dichos delitos.

Según El Español, los padres de la niña han defendido ante el juez que las fotografías “tienen carácter personal y natural, con el fin del control y seguimiento de la patología de la piel”, ha afirmado su abogado, Alberto Martín, en declaraciones a los medios.

Según el abogado, que ha acompañado a Margarita Garau y a Fernando Blanco en su declaración ante el juez, los padres “nunca han llevado a cabo ningún acto en perjuicio de la menor ni en su presencia ni que ella haya podido ver” y que por el momento no hay ninguna imputación por estos nuevos delitos.

“No hay nada de verdad en que tengan criterio pornográfico ni sexual” las fotografías, ha dicho el abogado, que ha explicado que durante las dos declaraciones los padres no se han visto y que no se ha solicitado ninguna nueva medida cautelar, ya que el padre está en prisión.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here