San Balti

La portavoz de Podemos en el Parlament, Laura Camargo, se ha sumado a la estulticia de una denominada Directora de Igualdad, Nina Parr贸n, y se ha apresurado a 鈥渄esmontar鈥 San Valent铆n (en Canal 4 R脿dio, con Miquel 脌ngel Ariza, ‘Entre tu i jo’), para se帽alar en el calendario el 14 de febrero como d铆a de San Balti, por la toma de posesi贸n del nuevo presidente de la C谩mara impuesto por su partido, Baltasar Picornell.

Aunque ni Podemos se f铆a de su apuesta, desde el instante que acepta que, en caso de haber de nuevo problemas, como los planteados por la ex presidenta Xelo Huertas, el partido renunciar谩 al cargo que les toc贸 en el reparto de cuotas de poder que hizo posible que Francina Armengol presida el Govern.

La designaci贸n de quien ha de dirigir el Parlament ha requerido de una compleja negociaci贸n entre los socios de Govern, PSOE, M茅s y Podemos, por el rechazo de los integrantes del ejecutivo de Armengol a la propuesta de los morados. El atasco se ha resuelto en el momento que Podemos ha apretado el bot贸n nuclear: o Balti es presidente o no hay pacto. Como es habitual, socialistas y M茅s han tragado. Una vez m谩s. Trat谩ndose de un santo, los precedentes para llegar al altar parlamentario no son precisamente ejemplares.

Llama la atenci贸n el esfuerzo de todos los concernidos por negar el contenido del acuerdo que ha hecho posible la aceptaci贸n del presidenciable, un acuerdo que pasa por el control estricto de las actuaciones del nuevo presidente, aunque tal extremo colisione con la misma esencia de la instituci贸n de la presidencia del Parlament, su independencia. Es otro ejemplo del cinismo marca de la casa de la izquierda, cuando no de la pol铆tica en general: primero se anuncia la aquiescencia general a la candidatura de Picornell porque se someter谩 al diktat de los socios de Govern, para inmediatamente refutar lo acordado.

Total, el nuevo presidente protagonizar谩 tardes de gloria period铆stica, sobre todo a partir de las instrucciones impartidas por el mega l铆der de Podemos, Pablo Iglesias, que ha dicho con meridiana claridad que en las instituciones no quiere diputados, sino activistas institucionales. La peculiar est茅tica del nuevo presidente ser谩 lo de menos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here