Hacienda estrecha el cerco sobre el alquiler vacacional

Cada vez son más los turistas que visitan Baleares y optan por alquilar una vivienda vacacional a la hora de disfrutar de sus vacaciones. Actualmente las islas viven en una situación de saturación ya que solo en Palma se comercializan más de 6.000 viviendas turísticas, según datos publicados por Exceltur.

Sin embargo, se les ha acabado el chollo a los propietarios que no declaran la vivienda y que la alquilan a través de plataformas como Homeway, Airbnb o Rentalia, entre otras, ya que desde que Hacienda puso en marcha la campaña de la Renta 2015 esos propietarios están vigilados.

“Los que alquilan su vivienda a través de la web y no declaran, deben saber que estamos al tanto” de sus movimientos porque “la red siempre deja huella”, han advertido desde la Agencia Tributario (AEAT).

De hecho, a nivel estatal, el departamento dirigido por Cristóbal Montoro ya ha puesto sobre aviso a 21.500 caseros bajo sospecha y ha redoblado las inspecciones en 2016, han apuntado fuentes de AEAT para justificar una caída en la recaudación en 2016. a

Según recoge El Confidencial, Hacienda realizó 8.150 actuaciones presenciales para destapar los alquileres no declarados, casi un 50 por ciento más que el año anterior. Esta cifra representa el 33% de las casi 24.500 visitas globales de los inspectores en 2016 y seguirá en aumento. Y es que ese repunte de las inspecciones no es casualidad: coincide con el auge de un fenómeno que con frecuencia se asocia con la economía sumergía.

Además, la Agencia Tributaria ha canalizado los 21.500 toques de atención a los propietarios de viviendas vacacionales tramposos a través de los borradores de las declaraciones de la renta, dándoles una única oportunidad para que regularicen su situación. Las multas pueden ascender al 25% de la cuantía no declarada y los propietarios, además, están obligados a satisfacer el pago de las cuotas no declaradas más intereses.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here