Estaràs apuesta por la especialización en turismo accesible para mejorar la competitividad del sector

La eurodiputada del PP, Rosa Estaràs, ha apostado hoy por una mayor especialización hacia un turismo más accesible para mejorar el posicionamiento de un sector tan competitivo como el turístico. Ha hecho estas declaraciones durante la segunda edición de la Feria del Turismo de Menorca que se celebra estos días en Alaior.

“En este momento podemos decir que más de mil millones de personas tienen algún tipo de discapacidad y si contamos a sus familias, esta cifra supera los 2.000 millones de personas afectadas directamente. Estamos hablando de casi un tercio de la población mundial. Centrándonos en la Unión Europea, unos 127 millones de personas demandan accesibilidad: 46,6 millones con discapacidad y casi 81 millones de mayores”, ha señalado la representante balear en la Eurocámara.

“Estas cifras cobran más importancia si tenemos en cuenta el envejecimiento de la población europea y que en 2050 habrá tres veces más mayores de 65 años de los que había en 2003 y cinco veces más mayores de 80 años”.

Durante su ponencia sobre el diseño universal para adaptar los destinos turísticos y eliminar barreras de forma integral, la eurodiputada popular ha celebrado los avances del sector turístico en los últimos años en materia de accesibilidad, especialmente como consecuencia de la segmentación y especialización de los destinos maduros, donde competitividad y calidad se erigen como principios fundamentales.

“Existen estudios que aseguran que los Estados miembros de la Unión Europea están dejando de ingresar anualmente unos 142.000 millones de euros debido a la falta de accesibilidad en las infraestructuras turísticas, los transportes y los servicios”, ha indicado Estaràs.

También ha explicado que, pese a los avances, todavía persisten dificultades que impiden a las personas con discapacidad disfrutar por igual de los atractivos, instalaciones y servicios turísticos, como son la escasa información turística accesible y la poca fiabilidad de la misma, así como innumerables problemas de accesibilidad que se encuentran en los destinos y que van desde el acceso a la información, el transporte local, el alojamiento o las visitas, hasta la asistencia a eventos culturales o deportivos, ya sea como espectador o como participante.

A esto se añade el sobrecoste que deben soportar las personas con discapacidad, ya que, a menudo, los establecimientos hoteleros accesibles suelen ser los más caros. Los datos del Observatorio de Accesibilidad del Turismo en España de la Fundación ONCE muestran que las personas con algún tipo de discapacidad gastan de media casi un 30% más en viajar que los turistas sin necesidades especiales.

“A pesar de las dificultades, las personas con discapacidad tienen derecho a disfrutar del turismo en igualdad de condiciones con el resto de personas y a disfrutar de la riqueza cultural y artística, en la medida en que sus posibilidades lo permitan. La adaptación de los destinos turísticos es prioritaria, así como el desarrollo del concepto de turismo sin barreras, con el objetivo principal de garantizar la accesibilidad desde una perspectiva global a todas las personas”, ha defendido la europarlamentaria.

En esta línea, Rosa Estaràs ha destacado que para promover el turismo accesible, además de la voluntad política, que es crucial, es necesario también acumular conocimientos y forjar asociaciones sólidas entre los responsables públicos, el sector privado y las organizaciones de personas con discapacidad y ha reflexionado sobre la necesidad de ir más allá de la accesibilidad, trabajando en la línea del llamado diseño universal.

“El diseño universal tiene por objeto hacer posible que todas las personas dispongan de igualdad de oportunidades, es respetuoso, seguro, saludable, comprensible y estético. Pretende ir un paso más allá de las políticas de accesibilidad y dirige sus acciones al desarrollo de productos y entornos de fácil acceso para el mayor número de personas posible, sin la necesidad de adaptarlos o rediseñarlos de forma especial”, ha explicado.

Una gran oportunidad para Menorca

“Hace unos meses leí una noticia que señalaba que según un buscador de Internet, Menorca aparece en el quinto lugar entre los usuarios que buscan destinos vacacionales accesibles, con una oferta de apartamentos turísticos accesibles del 18%”, ha señalado la representante balear, que ha animado al sector turístico menorquín a mejorar esas cifras recordándoles los beneficios de ser un destino accesible.

“No olvidemos que el turismo accesible tiene una serie de ventajas y factores diferenciales que serían muy interesantes para destinos de las características de los baleares. Es un turismo que promueve la integración social y que redunda en la desestacionalización, ya que gran parte de estas personas tiene más de 60 años y viajan en temporada media o baja. Además, representa un aumento de negocio por el factor multiclientelar que supone que las personas con discapacidad normalmente viajen acompañadas, e influye en el aumento de la calidad de la oferta turística, de la imagen del sector y de la de la empresa”, ha apuntado Rosa Estaràs.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here