El Consell entrega sus distinciones de honor y gratitud

El acto de entrega de honores y distinciones de Mallorca ha reconocido la trayectoria de entidades y personas que han influido en la historia de la isla. El presidente, Miquel Ensenyat, ha presidido el acto y, durante su discurso, ha reclamado las competencias pendientes de transferir.

Los premiados, o sus representantes, han sido recibidos este lunes en las puertas del edificio del Palau Reial, sede del Consell de Mallorca, acompañados por la música de los xeremiers y del quinteto Lluís Vives y los gigantes de la institución insular.

Acto seguido, Ensenyat, y los vicepresidentes, Francesc Miralles y Jesús Jurado, se han sumado a la comitiva de bienvenida que los ha llevado a la Sala de Plenos, lugar en el que se ha desarrollado el acto.

Una celebración marcada por el compromiso social y cultural y por los cumpleaños, ya que la Fundación Patronat Obrer celebra los 110 años, la Associació de Persones Sordes de Mallorca los 75, el CIDE los 50 y, superando la veintena, la Escola d’Estiu d’Estudis de Gènere y el trabajo de Antoni Torrens con la promoción de las fiestas de Sant Antoni en el barrio de Gràcia.

También ha habido un momento para la memoria histórica y la justicia con el nombramiento de Hija Predilecta de Mallorca a Aurora Picornell, por la lucha y defensa de los derechos de las mujeres y trabajadores que fue fusilada por el régimen fascista en Porreres el 1937. El encargado de recibir el premio en nombre de Aurora Picornell ha sido su sobrino nieto, Miquel Tortella.

Después se han entregado las 5 medallas de honor y gratitud de la isla de Mallorca. Al farmacéutico, dinamizador cultural y músico, Antoni Torrens, por fomentar la cultura y las tradiciones mallorquinas. A la Cooperativa de enseñanza, CIDE, por la trayectoria en el mundo de la educación, lo ha recogido Joan Perelló Ramis. En nombre de la Universitat d’Estiu d’Estudis de Gènere de la UIB, han recogido la medalla dos de las fundadoras. Esperança Bosch Fiol y Victòria Ferrer Pérez, por los estudios y la formación en materia de gènero e igualdad. Margalida Ferragut Martorell, actual presidenta de la Fundació Patronat Obrer, ha recogido la medalla que reconoce el trabajo que han hecho y el refuerzo asistencial para la sociedad más vulnerable de Palma desde hace 110 años. I, finalmente, la Associació de Persones Sordes de Mallorca, que hace 75 años que lucha para la igualdad de los derechos de este colectivo, ha recogido el premio Ana M. Ruiz Cordero.

Antoni Torrens ha sido elegido para leer el discurso en nombre de los galardonados y galardonadas. “No puedo dejar pasar la oportunidad de hablar del mundo de la cultura, tan menospreciada en este tiempo en el que vivimos, ya que en este acto se hace un reconocimiento de la cultura con mayúsculas. La cultura es vida y la vida es todo”. La cultura ha unido a todos los presentes “es comunicarse con otros, ya sea por escrito, de forma oral o por signos. Es enseñar a aprender. Es predicar los derechos de todas las personas, en especial de las más débiles y de las más necesitadas, sin distinción de pensamiento, religión o género. Es defender tu pueblo, tu lengua, tu identidad respetando siempre la de los demás y hacer que los demás respeten la tuya. Es querer y ser querido”. Un poco en broma y resumiendo los méritos de sus compañeros, Torrens también ha remarcado a las autoridades un verdadero apoyo hacia iniciativas como las que se han premiado en este acto, ya que “al principio parecen quimeras, a lo largo del tiempo, con esfuerzo y voluntad terminan siendo una realidad”.

Por su parte, el presidente Ensenyat ha manifestado que “la proclamación de Aurora Picornell como hija Predilecta de Mallorca es un homenaje a todas las víctimas de la Guerra Civil y el franquismo”. En este sentido, Ensenyat ha asegurado que “esperamos que esta sociedad pueda recuperar pronto su dignidad y que todos los fallecidos puedan ser devueltos  a sus familiares”.

El presidente insular ha vuelto a reclamar las competencias pendientes de transferir, así como también una mejorar del financiamiento de los consells insulars, al mismo tiempo que ha alabado y agradecido la tarea de cada uno de los premiados, en especial la defensa de la cultura propia de Mallorca, que ha llevado a cabo Antoni Torrens.

El acto ha finalizado con la interpretación de La Balanguera a cargo del Cor Juvenil del Teatre Principal.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here