Gracias Víctor Küppers

Asistí el pasado lunes a una conferencia organizada por la UNAC (Unión de Asociaciones y Federaciones de asistencia a personas con discapacidad física, psíquica y sensorial de Baleares). La hora era un poco intempestiva, quiero decir que no era fácil, ni para el conferenciante, ni para los asistentes que, a pesar de estar convocados a las 15h. (o bien te mueres de hambre porque no has comido , o bien corres el riesgo de echar una cabezadita si lo has hecho) no dudaron en asistir masivamente.

No se equivocan si deducen que el conferenciante respondía al nombre que da título a estas líneas. Tampoco se equivocan los que piensan que me entusiasmó la exposición del profesor Küppers, hasta el punto de compartir con ustedes esta experiencia, a la vez que agradecerle públicamente sus palabras, que se resumían bajo el lema “vivir con entusiasmo”, algo tan simple de decir, pero a menudo tan complicado de llevar a la práctica de una forma continuada en el tiempo que puede dar de sí nuestra existencia.

Yo me quedé con ideas sencillas, que intentaré poner en práctica cada día al levantarme y comprobar que, gracias a Dios, sigo viva y coleando y que hay más motivos para la alegría que para el pesimismo, porque creo que lo que dijo Víctor Küppers es verdad, que ir por la vida alegre es una decisión que depende de nosotros mismos (todos conocemos a gente que podría ir arrastrando los pies y van alegres por la vida) y que realmente nosotros elegimos, tal como dijo él “que la vida sea fantástica o una mierda”.

Nos dijo algo también muy, muy importante: “la cosa más simple, rápida y más eficaz para vivir con alegría es ser amable”, y nos recordó lo que decía la madre Teresa de Calcuta: “que nadie se acerque jamás a ti sin que al irse se sienta un poquito más alegre y feliz”.

Por tus palabras, por la manera de decirlas, de hacerlas llegar no sólo a nuestras mentes sino también a nuestros corazones, mil gracias. Asumo en este escrito y ante todos aquellos que han tenido la amabilidad de leerlo que me esforzaré cada día por tener claro que, lo más importante en la vida es que lo más importante sea lo más importante.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here