Los motoristas de la Guardia Civil tienen radares portátiles

Los motoristas de la Guardia Civil han adquirido radares portátiles que le han costado a la Dirección General de Tráfico (DGT) 860.310 euros.

Se han adquirido con esta cantidad 60 radares móviles nuevos para que los agentes de la Guardia Civil realicen controles de velocidad en las carreteras.

El director general de Tráfico, Gregorio Serrano, anunció en Twitter que la DGT ha adquirido “radares láser portátiles para los motoristas” de la Guardia Civil.

Cada equipo de medición de velocidad tiene que ser capaz de captar velocidades de hasta 250 km/h a una distancia de 15 a 40 metros en dos carriles de carretera y con temperaturas de 0 a 50ºC, y la batería deberá tener un mínimo de cinco horas de funcionamiento. Cuentan con trípode y funda para colocarlos donde el agente considere más oportuno.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here