El Ajuntament de Manacor impulsa “cuatro proyectos estratégicos que tienen por objetivo mejorar la calidad de vida de los ‘manacorins’ como de todas las personas que viven en nuestro municipio”, ha explicado la alcaldesa, Catalina Riera.

El Ajuntament ha presentado los cuatro proyectos a la convocatoria del Pla Anual d’Impuls del Turisme Sostenible 2018 y, en conjunto, los cuatro proyectos, “para ser una realidad necesitan unos 15 millones de euros de financiación”.

Con esta suma el Govern podría comprar las 50 quarterades que rodean la playa virgen de Cala Varques, podría financiar la maquinaria que haría posible el abastecimiento de agua potable para el núcleo urbano de Manacor, se podría ampliar por diez la capacidad de vehículos del aparcamiento subterráneo de Porto Cristo para habilitar más zonas de peatones en este núcleo y también se podrían sustituir todos los vehículos del servicio de agua para coches eléctricos.

“Los cuatro proyectos que presentamos están consensuados con todos los grupos políticos municipales y los hemos trabajado mucho con las administraciones supramunicipales, por ello confiamos en que este trabajo previo dé sus frutos”, ha añadido la alcaldesa.

En este sentido el regidor delegado de Porto Cristo, Joan Gomila, ha explicado que “desde el 2016 en Manacor se han recaudado unos 10 millones de euros del impuesto turístico y hasta la fecha Manacor no ha visto ni un céntimo; no se ha aprobado ninguno de los proyectos que hemos presentado y confiamos que este año el Govern acabe con este agravio”.

Cala Varques y desnitrificadora

“Proponemos que el Govern compre las parcelas que integran cerca de las 50 “quarterades” que están declaradas Lloc d’Importància Comunitària (LIC), que están integradas en la Xarxa Natura 2.000 y que están protegidas como Àrees Naturals d’Especial Interès y Zones d’Especial Protecció per a les Aus (ZEPA)”, ha explicado el regidor de Medi Ambient del Ajuntament de Manacor, Pedro Rosselló.

El precio de estas parcelas se estima entre 3’5 y 4 millones de euros y “proponemos su adquisición porque la obligación del Govern es recuperar y conservar los valroes anturales de esta zona tan importante para la gente de Manacor y de toda Mallorca”, ha destacado Rosselló.

Desde la delegación de Medi Ambient puntualizan que “entendemos que debería de ser el Govern la administración que adquiera la finca para poder hacer una gestión integral del territorio, con una zona boscosa, las cuevas, las aguas y todo el entorno”. Con todo, “si lo consideran conveniente, la finca podría ser de titularidad municipal y, en ambos casos, propondríamos formas de cogestión con todas las administraciones competentes en Cala Varques”, ha añadido Pedro Rosselló.

El otro proyecto que Manacor presenta a la convocatoria de ayudas del Govern es la compra y la instalación de una planta potabilizadora del agua. “Se trata de una desnitrificadora que haría posible que se sirviera agua potable en Manacor, creemos que es el momento de plantearlo porque es un tema lo suficientemente importante, que afecta a las personas y que después de mucho trabajo hecho para modernizar la red de agua ahora es posible y viable potabilizar el agua para que todo el mundo pueda beber”, ha explicado la alcaldesa Riera. El proyecto tiene un presupuesto de 3.685.683 euros y la potabilizadora tendría un coste de mantenimiento anual de 241.000 euros.

La alcaldesa ha destacado que “la tecnología que utlizaría esta potabilizadora es biológica, su instalación supone que podríamos gestionar nuestros recursos hídricos, aunque también trabajamos para que la tubería de agua desalada y de sa Costera pueda llegar a Manacor”.

Mejor movilidad en Porto Cristo

Respecto al proyecto para mejorar la movilidad en Porto Cristo, Gomila ha explicado que “en Porto Cristo no es fácil llegar a pie a la zona del centro, además hay una falta manifiesta de aparcamiento que impide eliminar plazas de estacionamiento y crear un espacio público de más calidad para los peatones y también tenemos el problema que todos los que visitan nuestros atractivos turísticos tienen problemas de acceso”.

Por ello, desde el consistorio proponen “ampliar el actual aparcamiento subterráneo de la plaza de l’Aljub de manera que se multiplique por diez su capacidad y de la treintena de sitios de aparcamiento actual se pueda acoger a unos 340 vehículos”, ha añadido Gomila. Pero el proyecto va mucho más allá y prevé “incentivas el acceso al centro de Porto Cristo con vehículos eléctricos y liberar aparcamiento en el centro para aumentar el espacio ciudadanos en las calles y en la zona portuaria, así como facilitar con una línea de bus público la movilidad entre los diferentes barrios.

Por lo que hace referencia al cambio de la flota de vehículos del servicio de aguas, desde el Ajuntament de Manacor “queremos ser un modelo de transición energética hacia fuentes renovables y tecnologías alternativas medio ambientalmente eficientes”. Por ello, junto con los seis municipios más que forman la Xarxa d’Aigües Públiques de Mallorca, solicitamos al Govern que facilite la compra de nuevos vehículos eléctricos para que puedan utilizarlos los operarios del servicio de aguas de Manacor. Un proyecto que supondría una inversión de 225.000 euros.

Desde el Ajuntament han recordado que “son proyectos estratégicos y tienen repercusión sobre la ciudadanía de Manacor y sobre todos los que pisan nuestro municipio”, ha explicado la alcaldesa. Por este motivo, “si no estuviéramos sometidos a las restricciones presupuestarias por parte del Estado y gracias a que contamos con una economía local saneada, podríamos afrontar todos estos proyectos sin necesitar la ayuda de ninguna administración”, ha destacado Riera. Y es que Manacor cuenta con un superávit de más de 20 millones de euros.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here