La aerolínea irlandesa Ryanair concederá “un periodo de gracia” para que sus pasajeros se acostumbren a la nueva política de equipaje que desde el pasado 1 de noviembre obliga a los viajeros a pagar por llevar una maleta de mano en los aviones.

El responsable de marketing de la aerolínea de bajo coste, Kenny Jacobs, explicó a la cadena pública irlandesa RTE que esta concesión se desarrollará durante los primeros días del mes de noviembre para poder facilitar la transición de los viajeros a los nuevos requerimientos.

“Los comentarios que recibimos de los clientes y de los pasajeros de ayer fueron positivos en cuanto a que estaba acelerando la seguridad y agilizando los controles”, afirmó el directivo calificando esta nueva política de equipajes de “justa” y “transparente”.

Según reconoció Jacobs en el primer día de aplicación de la nueva normativa se han formado colas en algunos aeropuertos, como en el londinense de Stansted, donde los responsables de las puertas de embarque de Ryanair dejaron pasar a pasajeros con maletas de mano que no habían facturado, siguiendo las recomendaciones de la dirección de la aerolínea.

Desde el pasado 1 de noviembre Ryanair cobra un mínimo de entre seis y ocho euros por llevar una maleta de mano a bordo de hasta diez kilos. La compañía solo permite a los pasajeros llevar una “pequeña bolsa personal” a bordo que podrán colocar bajo el asiento delantero.

La autoridad responsable de la competencia del mercado en Italia anunció el pasado miércoles de que no permitirá a Ryanair ni a Wizz Air cobrar este suplemento porque considera que este sobrecoste debería estar incluido en la tarifa estándar y aplicarlo supone “una representación falsa del precio real del billete” al tiempo que se está “engañando al consumidor”.

CONSUBAL PREPARA UNA DENUNCIA

La asociación de Consumidores y Usuarios de Baleares (Consubal) está preparando una denuncia contra Ryanair por su decisión de cobrar por el equipaje de mano, un documento en el que exigirá al Ministerio de Fomento que actúe “con contundencia” ante la compañía.

Los servicios jurídicos de Consubal están redactando ya el documento de denuncia, que se presentará el lunes ante el Ministerio y el Govern balear, según ha informado la asociación en un comunicado.

Consubal entiende que la nueva política de Ryanair “entra en total contradicción” con la normativa de navegación aérea respecto a la obligación de la aerolínea de transportar por el mismo precio del billete al pasajero y su equipaje de mano.

En concreto, el artículo 97 de la ley establece que “el transportista estará obligado a transportar juntamente con los viajeros, y dentro del precio del billete, el equipaje” con los límites de peso y volumen fijados por el reglamento. “No se considerarán equipaje a este efecto los objetos y bultos de mano que el viajero lleve consigo”, recoge el texto legal.

Por ello, Consubal sostiene que la medida de Ryanair “sería ilegal”, por lo que exigirá que “se deje de aplicar y se devuelvan los importes que los pasajeros hayan podido abonar por este concepto, que van de los 6 a los 25 euros”.

“El equipaje de mano lo componen uno o dos bultos de equipaje: una pieza de equipaje y algunas compañías también incluyen un artículo personal. La medida de la maleta estándar es aquella que todos conocemos como ‘maleta de fin de semana’ o de una mochila de montaña de máximo 50L”, ha apuntado la entidad.

Finalmente, el portavoz de Consubal, Alfonso Rodríguez, ha remarcado que la organización “viene denunciando continuamente las barbaridades que esta compañía viene cometiendo de forma reiterada ante la pasividad de las autoridades”. Consubal tiene interpuestas varías denuncias contra Ryanair, incluso ante el Parlamento Europeo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here