La FAPE alerta de que si la incautación de móviles a periodistas sirve de precedente “se acabaría con el periodismo”

El presidente de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), Nemesio Rodríguez, ha alertado este jueves de que si la incautación de móviles a los periodistas de Europa Press y el Diario de Mallorca –en el marco de una investigación policial por el Caso Cursach– , el pasado 11 de diciembre en Palma, sirve de precedente “se acabaría con el periodismo” y, en este sentido, ha exigido que se revoque la orden judicial de “forma inmediata” aunque “el daño ya está hecho”.

Así lo ha manifestado Rodríguez en rueda de prensa en el Centro de Enseñanza Superior Alberta Giménez (Cesag) –juntamente con la presidenta de la Asociación de Periodistas de las Islas Baleares (APIB), Ángeles Durán, — donde además ha dicho que, en esta línea, el secreto profesional es un “derecho fundamental” y que sin la confianza mutua entre periodistas y fuentes es “imposible que se avance”, refiriéndose al trabajo de dichos profesionales de la información.

En este sentido, ha declarado que “sin fuentes no hay periodismo” y ha concretado que el secreto de éstas “no es solo un derecho sino también un deber” ya que, a su parecer, como periodista “se está obligado a mantener la confidencialidad” para asegurar la información.

Rodríguez, asimismo, también ha añadido que los derechos de información y de libertad de expresión “afectan a todos” y ha confesado que los ciudadanos, por su parte, también “deberían estar preocupados”.

El portavoz de la FAPE ha querido recordar que el derecho al secreto profesional “no está desarrollado en la Constitución”, aunque la Cláusula de Conciencia sí y, en esta línea, ha apuntado que él es “muy receloso” con una regulación y que si es así debería ser “muy precisa y con un texto muy corto”.

Rodriguez ha concretado que dicha regulación no debería ser “una cosa ambiciosa” sino simplemente que siguiera “lo que está establecido en los códigos éticos y deontológico de la propia FAPE o de los medios”.

Ha detallado que, según indica el código de la FAPE, el secreto “solo puede vulnerarse en dos casos, si la fuente ha mentido fehacientemente o si la información puede derivar a un crimen o un delito muy grave”.

En este sentido, Durán ha dicho que desde APIB “se ha puesto encima de la mesa” la cuestión de que el derecho al secreto profesional “no incorpora una Ley Orgánica que lo desarrolle”.

“Nos parece importante desarrollar el derecho de una manera abierta, las leyes las hacen los políticos, no los periodistas y ese intento de control puede ser peligroso”, ha aseverado Durán.

VALORACIÓN DE LA REACCIÓN SOCIAL ANTE LA INCAUTACIÓN

Rodríguez ha declarado que la reacción –por parte del mismo gremio de periodistas y personas de otros sectores– ha sido “extraordinaria” y ha confesado que no recuerda una “reacción similar” y tendría que “remontarse a épocas muy antiguas”.

Además, ha añadido que se han publicado “decenas de artículos y columnas” y ha tenido presencia a nivel internacional, entre otros “ha aparecido en ‘Euronews’ y en distintos medios de America latina también lo han reflejado”.

La mañana de este jueves se han reunido dirigentes de la delegación de Europa Press en Baleares y del Diario de Mallorca con ambos presidentes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here