Destroza la habitación de un hotel de Palma por el frío del spa

Ir a un spa de un hotel y que haga frío es una gran decepción, pero hay quienes llegan demasiado lejos.

Un cliente español se indignó hasta tal punto que poco después de formular la queja en recepción, y exigir una compensación económica por las molestias, la emprendió a golpes con todo lo que se encontró en la habitación que ocupaba.

El juzgado de lo Penal número 4 de Palma lo ha condenado a una multa de seis meses a razón de tres euros diarios y al pago de 1.163 euros en concepto de responsabilidad civil por un delito de daños tras causar destrozos en el dormitorio.

Los hechos se remontan al 8 de febrero del pasado año. El procesado, junto a una chica, se hospedó en el Hotel Armadams pasado el mediodía. Horas después quisieron utilizar el spa del establecimiento, pero el frío que hacía en la instalación truncó sus planes.

Ante esto, el hombre acudió a recepción para mostrar su enfado y pedir una compensación económica. El trabajador le instó a que pusiera la reclamación al día siguiente, ya que él no estaba autorizado a realizar ningún pago, o que volviera pasados unos días para hablar con el director.

Sin embargo, la mañana siguiente en la que abandonó el hotel, destrozó la televisión y causó desperfectos en las paredes, cortinas, cubrecamas, colchas y cabezal de la cama de su la habitación. Todo ello valorado en más de 1.000 euros.

El empleado que escuchó sus quejas el día anterior, se volvió a topar con él la mañana siguiente y el procesado le volvió a insistir en que quería una compensación económica. Según declaró en sede policial el trabajador, en ese momento el cliente se encontraba «alterado y muy agresivo» y tiró las llaves al suelo al abandonar el hotel.

El procesado, que realiza un programa de desintoxicación en Proyecto Hombre, ha admitido los hechos y ha aceptado la pena impuesta.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here