Aumenta un 45% el volumen de residuos que Emaya recoge de la vía pública

Emaya ha recogido en 2018 un 45% más residuos de la vía pública que el año anterior, según los datos que la entidad ha hecho públicos este miércoles en rueda de prensa.

La presidenta de Emaya y regidora Ecología del Ajuntament de Palma, Neus Truyol, ha atribuido estos datos al aumento de personal con cerca de 20 técnicos y a la incorporación de 60 vehículos nuevos, que han supuesto una inversión de cinco millones de euros para las arcas públicas municipales.

Según ha explicado la regidora, un año después de que se pusiera en marcha el plan de limpieza, la entidad encargada de la higiene de las calles de la ciudad ha recogido 4.296 toneladas de residuos, frente a las 2.961 de 2017.

El aumento, según Cort, proviene del incremento de personal, que pasó de 505 técnicos en plantilla en 2017 a los 522 en 2018. Truyol ha querido recordar “la disminución importante en personal que hubo en los años 2013, 2014 y 2016, cuando las plantillas se situaban en torno a los 445 técnicos”, cerca de 100 personas menos que en la actualidad.

Otro de los factores que han hecho aumentar esta recogida es la incorporación de 60 vehículos, entre los que se encuentran cinco escobas, 12 camiones polivalentes, 11 equipos de presión o seis camiones cisterna pesados.

Una de las novedades de la nueva maquinaria son las 21 escobas mixtas, dotas con un equipo de limpieza con agua y aspiración, que tienen capacidad para 1.200 litros de agua. Truyol ha asegurado que todas las calles de Palma cuentan en la actualidad con este tipo de limpieza, mientras que hace apenas dos años, solo se aplicaba en el centro de Palma y en la zona de la Platja de Palma en verano.

La frecuencia de la limpieza ha sido otra de las causas que han hecho sacar a la luz estos datos. Los barrios de Son Rapinya, la Vileta, Son Roca, Son Ximelis, el Rafal Nou, o el Vivero tienen ahora un “tratamiento diario”, si bien puede variar según las circunstancias y necesidades y en función de la tipología de las calles.

Finalmente, desde Emaya han dado a conocer que con el nuevo plan de limpieza -junto con la renovación de los contenedores y los servicios de recogida- las quejas formales respecto a la limpieza han disminuido un 43%, de las 165 recibidas en 2017 a las 94 en 2018. Respecto a las quejas por recogida, los datos son de 686 en 2017 frente a las 285 en 2018, lo que supone una reducción de un 58%.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here