La propuesta de regulación de entrada de vehículos en Formentera contempla que podrán circular por la Isla un máximo de 2.280 turismos de visitantes y 230 motocicletas, según la Ley para la sostenibilidad medioambiental y económica de Formentera.

Las empresas de alquiler de vehículos en Formentera tendrán un máximo de 2.700 turismos y 7.000 motos autorizadas y no habrá cuota para quads o caravanas. Los vehículos de visitantes residentes en Eivissa serán 220 turismos y 20 motos.

En este primer año, el periodo de aplicación de la propuesta será julio y agosto. Los vehículos que abonarán una tasa serán los de visitantes de fuera de las Pitiusas, que tendrán que pagar un euro al día, en caso de turismos, y cinco céntimos en el caso de motocicletas.

En el Consell de Entidades, el conseller insular de Movilidad, Rafael González, ha presentado la propuesta derivada de la aplicación de la Ley para la sostenibilidad medioambiental y económica de Formentera aprobada ya en el Parlament.

Las entidades participantes han solicitado una semana para trasladar la propuesta a sus socios y, así, el Consell de Entidades se reunirá en breve para escuchar opiniones y resolver dudas.

En la reunión, se ha destacado además que los vehículos híbridos de visitantes estarán bonificados al 50 por ciento y los eléctricos, al 100 por cien. Tampoco pagarán tasa los residentes, propietarios de una segunda residencia en Formentera, residentes en Eivissa que trabajan en la Isla o vehículos de alquiler autorizados.

Están exentas del pago de la tasa las personas con movilidad reducida, vehículos oficiales o de transporte de mercancías.

UNA PLATAFORMA PARA LOGRAR AUTORIZACIÓN

El canal de tramitación será una plataforma que estará operativa a partir de la primera quincena de abril en la que los visitantes podrán buscar los días que quieren trasladarse con su vehículo a Formentera y comprobar si hay disponibilidad. Si la hay, deberán abonar la tasa y lograrán la autorización.

Las empresas de alquiler deberán certificar su flota y acceder a la plataforma para lograr la acreditación.

El Consell ha recordado que las sanciones previstas en caso de incumplimiento van desde los 1.001 a los 10.001 euros. También ha explicado que habrá cuatro niveles de control, como la lectura de matrículas en el puerto de La Savina o el control policial en la vía pública.

Según el Consell, si la propuesta es aprobada, se realizará una campaña de difusión de la medida pionera. La propuesta irá acompañada de una mejora en el transporte público.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here