El Govern propondrá, dentro de la Planificación Energética Estatal (2021-2026) el establecimiento de dobles enlaces eléctricos entre la Península y entre las islas, con distintas entradas para crear una “red en malla” que proporcione “más seguridad y estabilidad” al suministro eléctrico de la Comunidad.

En rueda de prensa, la presidenta del Govern, Francina y Armengol, y el conseller de Energía, Movilidad y Territorio, Marc Pons, han explicado que con esta iniciativa, que se presentará antes del 2 de junio, después de que el Estado haya abierto el plazo para que las comunidades hagan sus propuestas de planificación, se refuerza la red existente y se evitará tener que realizar “más tendido eléctrico”.

Sobre esto, Pons ha explicado, además, que el “doble enlace entre Mallorca y la Península, no entraría por Santa Ponça, sino por Alcúdia y que cuando esta entrada esté lista se “podrá desmantelar por completo” la central de Es Murterar.

Armengol ha explicado que desde el Govern se tiene “muy clara” la propuesta energética y ha puesto en valor que se ha pactado en la Mesa de le Energía y que ha sido muy discutida con consells, ayuntamientos, entidades ecologistas y distribuidores. “Es una apuesta segura y valiente para el cambio de modelo energético que tiene el apoyo del Ministerio de Transición Energética”, ha dicho.

En esta línea, Pons ha recordado que en 2050 Baleares aspira a ser “cien por cien” autosuficientes mediante energías renovables. Así, ha manifestado la “complejidad técnica” de la propuesta que supondrá la integración del sistema peninsular y balear en un solo sistema”.

Armengol ha recordado que el nuevo Régimen Especial de Baleares (REIB) ya contempla el refuerzo del sistema energético y que “se deberán invertir unos 1.600 millones de euros en nuestra comunidad”.

Pons ha advertido que la actual conexión “con sólo un enlace” con la península no asegura la seguridad del suministro y que, por esto, es “importante establecer la doble conexión, tanto con la península como entre las Islas”.

INTERCONEXIONES

La propuesta del Govern especifica que la entrada del segundo cable que debe unir la Península con Mallorca llegue a la isla por Alcúdia. Así, la interconexión con la Península se materializaría con dos puntos de entrada en Mallorca: Santa Ponça (actual) y Alcúdia. Este hecho reforzaría la seguridad del sistema de transporte en la isla, y evitaría la construcción de nuevas infraestructuras de transporte (tendidos eléctricos).

En el caso del segundo cable Mallorca-Menorca, se pide que la interconexión salga de Mallorca por Alcúdia y que llegue a Menorca por la zona de Ciutadella. Esto evitaría la ampliación de la subestación de Artà, ya que solo debería transportar la energía de un solo cable (lo que se está construyendo actualmente y que sale desde Artà y llega a Menorca por Cala en Bosch).

Además, la interconexión entre Mallorca e Eivissa debería entrar en por la zona de Sant Antoni, reforzando así el actual cable que entra en la isla por Torrent en Santa Eulària des Riu.

“Tenemos un diseño claro del sistema eléctrico que queremos, que debe permitir la integración total con el sistema peninsular”, ha remarcado Armengol.

La propuesta del Govern también incluye dar de baja todas las propuesta de líneas aéreas de alta tensión, nuevas posiciones en las subestaciones, y la creación de dos nuevas subestaciones en Son Noguera y en el Puerto de Palma. Esta última estaría encaminada a hacer frente a la electrificación del puerto y sus barcos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here