Pedro Sánchez rectifica y asistirá a los dos debates electorales

Pedro Sánchez mitin Palma PSOE

Pedro Sánchez ha trasladado al Comité Electoral del PSOE la petición de que reconsidere su posición respecto a los debates electorales revistos para la semana próxima. Considera que los españoles tienen derecho a escuchar a los candidatos debatir sus propuestas para España y, ante la posibilidad real de que no hubiera ningún debate, ha solicitado a sus compañeros que hagan efectiva su aceptación a asistir a los debates propuestos tanto por RTVE y Atresmedia.

El Comité electoral ha dado el sí a la propuesta de Pedro Sánchez. A esta petición, el presidente del Gobierno ha añadido algunas consideraciones:

El candidato socialista a la presidencia del gobierno hubiera preferido realizar un único debate entre las principales formaciones estatales que concurren a las elecciones. Por ello, lamenta la imposibilidad de los distintos partidos y de los operadores públicos y privados de alcanzar un acuerdo en la organización de una única emisión televisiva tal y como es la norma internacional repetida en todas las democracias avanzadas del mundo.

España necesita grandes acuerdos y mayorías. La postura de Pedro Sánchez está basada en el acuerdo público de los tres partidos de oposición respecto a su participación en los debates. Si mantienen una opinión coincidente, no será por parte del PSOE que no se llegue a una solución de consenso.

El acuerdo alcanzado por los cinco partidos convocados por el grupo privado Atresmedia fue truncado por la resolución de la Junta Electoral Central. La voluntad del PSOE fue entonces la de primar la emisión del debate a 4 propuesto inicialmente por la televisión pública frente a la posterior cesión del privilegio a un canal privado.

Ante la coincidencia del Partido Popular, Ciudadanos y Unidas Podemos en mantener el debate en Atresmedia, aunque el formato haya pasado de la participación de cinco partidos a cuatro, Pedro Sánchez acepta la posición conjunta del resto de fuerzas. Debe primar el acuerdo entre mayorías, tal y como forma parte de sus principios políticos.

En relación con la solicitud de un debate en TVE alternativo al de Atresmedia, considera una anomalía la celebración de dos debates presidenciales en dos días consecutivos. No hay precedente alguno en la historia de las democracias occidentales de un planteamiento semejante desde la invención de la televisión.

Sin embargo, si los tres partidos de oposición coinciden de nuevo en una posición conjunta, el Partido Socialista no podrá ser acusado nunca de impedir la celebración del debate, aunque lo considere un manifiesto error impropio de una democracia establecida.

Los debates electorales entre candidatos a la presidencia del gobierno son para el Partido Socialista un compromiso con los ciudadanos asumido desde que, en 1993, Felipe González aceptó, siendo presidente del gobierno, la celebración del primero de ellos en nuestra democracia. Desde esa fecha, nunca un candidato socialista ha rechazado la celebración de debates en las diferentes campañas que han tenido lugar desde esa fecha.

El Partido Popular rechazó celebrarlos en los años 1996, 2000 y 2004. En 2015 pactó con la cadena privada que lo organizaba no ser representado por su candidato a la presidencia. En 2016, de nuevo, el PP rechazó la celebración de un debate cara a cara entre los cabezas de lista de los dos principales partidos.

Un debate presidencial abierto a todos los españoles convocados a las urnas forma parte del mínimo sentido democrático. A la vista de todo lo acaecido parece evidente la necesidad de buscar un marco regulatorio que facilite su celebración ordenada y recurrente e impida la creación de innecesarios conflictos entre los partidos y los operadores televisivos.

Será un honor para Pedro Sánchez mantener dos debates y poder explicar a la ciudadanía su proyecto para España, su acción de gobierno durante los últimos diez meses y el enorme avance para nuestro país que supondría una legislatura completa de Gobierno socialista. Y los dos debates también servirán para movilizar a los indecisos, además de mostrar a los españoles las mentiras, la demagogia y las insidias con las que se emplean los líderes de las derechas para atacar al candidato socialista.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here