La izquierda revalidaría la acción de gobierno y enlazaría dos legislaturas consecutivas

Desde las elecciones de 1983 el Partido Popular fue hegemónico gobernando 4 legislaturas seguidas y es en las elecciones de 1999, cuando una coalición de gobierno progresista logra desalojar al Partido Popular del Consolat de la Mar. Desde entonces  El bloque conservador y el progresista se han alternado legislatura tras legislatura, en la gobernación de la Comunidad Autónoma.

Aquí y ahora, de confirmarse los resultados del sondeo electoral elaborado por Fundació Gadeso a petición de GRUP4 de Comunicació Multimèdia, por primera vez, una coalición de gobierno progresista revalidaría la acción de gobierno y estaría en condiciones de enlazar dos legislaturas consecutivas.

Como se puede apreciar en el gráfico de reparto de escaños en las elecciones al Parlament Balear del próximo 26 de mayo se desprenden varios aspectos relevantes. Por un lado, estos resultados vienen a confirmar, y en parte son consecuencia de ello, las tendencias electorales observadas en las elecciones generales del pasado 28 de abril.

Ningún partido, como ya se dio en las elecciones del 2015, consigue la mayoría suficiente para poder gobernar por sí mismo sin necesidad de llegar a acuerdos con otras formaciones en base a una gobernabilidad plural.

BLOQUES IDEOLÓGICOS

Pese a que el electorado deposita su voto hacia una formación concreta, se da la particularidad que el voto tiene un sentido más amplio ya que se vota, también, para la formación de mayorías ideológicas, como consecuencia de la tendencia observada en los últimos años, es decir, la fragmentación del electorado en dos grandes bloques ideológicos: por un lado el bloque de centro-izquierda, integrado en Balears por el PSIB-PSOE, como partido dominante, MÉS y Unidas Podemos; y por el otro el bloque de centro-derecha, compuesto inicialmente por el PP como partido predominante y C’s, a los cuales hay que unir, ahora, a VOX o a El Pi. Difícilmente estas dos formaciones formarían parte, juntas, de un gobierno de corte conservador. Sin embargo, a la luz de los resultados mostrados en el gráfico parece poco probable que un acuerdo entre varias de estas formaciones pueda lograr la mayoría suficiente para convertirse en alternativa de gobierno.

Por primera vez, desde la creación del estado de las autonomías, una formación de centro-izquierda, en este caso el PSIB-PSOE, conseguiría arrebatarle al PP el puesto como formación más votada, y por ende mayoritaria, en las Illes Balears. La preponderancia del Partido Popular dentro del bloque del centro-derecha es puesta en entredicho por Ciudadanos, formación que crece de manera sensible gracias a que recoge gran parte de los escaños perdidos por la formación de Gabriel Company.

Del mismo modo que es la primera vez que un partido de “izquierdas” logra el mayor número de votos en unas elecciones autonómicas en nuestras islas, también se produce el hecho que, por primera vez, desde 1999, se puede dar una mayoría de gobierno del mismo signo político que la anterior. De confirmarse estos resultados se estaría en disposición de reeditar el pacto que, la pasada legislatura, permitió gobernar al centro-izquierda.

Así mismo, el número de escaños otorgados en esta proyección de resultados a El Pi y a VOX viene condicionado por la obtención, obligada por la ley electoral, del 5% de los votos, en caso de no obtener dicho porcentaje no entrarían en el reparto y no conseguirían representación.

proyeccionporcentaje votosCOMPARATIVA

Respecto a las elecciones autonómicas del 2015, el PSIB-PSOE (que incluye los resultados obtenidos por Gent per Formentera) aumentaría y pasaría de tener 15 diputados a obtener entre 17 y 19. Unidas Podemos bajaría sensiblemente pues en 2015 consiguió 10 escaños y el sondeo de Fundació Gadeso para GRUP4 de Comunicació Multimèdia muestra que conseguirían entre 8 y 10.

Por su parte el bloque de MÉS, que incluye MÉS per Mallorca y MÉS per Menorca, perdería también algún escaño. Pasando de los 9 del 2015 a obtener entre 7 y 8. El PI de Jaume Font no conseguiría mejorar sus resultados e incluso podría llegar a perder uno de los escaños conseguidos en 2015.

La formación naranja, Ciudadanos, sería la que más crecería respecto al 2015. El sondeo de Fundació Gadeso les coloca con una representación de entre 8 y 10 escaños en el Parlament Balear mientras que el 2015 no consiguieron ni grupo parlamentario propio pues solo colocaron 2 diputados.

VOX Baleares, encabezada por Jorge Campos, entraría por primera vez en la institución balear con entre 2 y 3 escaños. Finalmente el Partido Popular de Biel Company sufriría otro descalabro y bajaría hasta sus mínimos históricos con 14-15 escaños frente a los 20 que consiguió en 2015.

MUESTRA

El sondeo electoral realizado por Fundació Gadeso se ha elaborado mediante encuestas telefónicas posteriores a las pasadas elecciones generales del 28 de abril. En concreto el muestreo, hecho entre 900 personas, se realizó entre los días 30 de abril y 11 de mayo.

En días anteriores, GRUP4 de Comunicació les ha ofrecido los posibles resultados electorales en el Ajuntament de Palma, así como la valoración de los candidatos al Parlament de les Illes Balears, y también a la alcaldía de Palma.

Así mismo, la participación en las próximas elecciones autonómicas del 26 de mayo se prevén, en base al sondeo de Fundació Gadeso, será menor a la de las nacionales.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here