Carta a… los ganadores

MINI CARTA ... LOS GANADORES

Atendiendo a las valoraciones de los líderes políticos sobre los resultados electorales del 26M, de nuevo ayer ganaron todos. Unos más, otros menos, otros casi nada, pero como en el sorteo de la Lotería de Navidad, los premios estuvieron muy repartidos. O al menos eso nos explicaron los recién elegidos.

El primer triunfador fue el Partido Popular. Si bien es cierto que se dejó por el camino cuatro escaños de los veinte que tenía, y 30.000 votos respecto a las elecciones autonómicas de 2015, las encuestas le pronosticaban una catástrofe aún mayor. Recupera Ibiza y se mantiene como segunda fuerza política de Baleares y principal partido de la oposición. Para otro día quedará el análisis sobre la desmovilización de una militancia que constituía un aparato electoral formidable y el pésimo nivel de algunos de sus candidatos. Esto último quizá explique su incapacidad sobrevenida para presentar listas en todos los municipios de Mallorca, algo imposible de imaginar en esta formación hasta hace cuatro días.

El segundo triunfador del 26M es Unidas Podemos. Pierde el cuarenta por ciento de sus diputados en tan solo una legislatura. Han bastado cuatro años para que demuestren a la ciudadanía lo que son capaces de aportar en el Parlament con el único instrumento de la palabra, sin megáfonos ni escraches. La vida era más sencilla detrás de la pancarta, pero gracias a ellos la “gente” puede respirar tranquila porque han logrado frenar a la ultraderecha. En medio de tanto orgullo por sus resultados, a Mae de la Concha se le escapó un lamento por la caída de la participación, que les ha perjudicado. Seguidamente sugirió que debería ser obligatorio ir a votar. Por cómo lo explicó nos quedó la duda si tenía que ser necesariamente a su partido.

Ciudadanos sube tres escaños y 17.000 votos. Teniendo en cuenta que hace cuatro años no presentó listas ni en Menorca ni en Ibiza, no parece un ascenso fulgurante. Sin embargo, teniendo en cuenta el asombroso espectáculo interno que ha protagonizado el aparato del partido a escasos dos meses de los comicios, tienen motivos para mostrarse sonrientes. Del objetivo declarado de superar al PP solo les han separado 52.000 votos y más de doce puntos porcentuales, una minucia. A Ciudadanos solo le derrotan las encuestas.

La pedrea ayer le tocó a MES. En Mallorca se dejan 20.000 votos y un tercio de los diputados que tenían, pero sus votos seguirán siendo necesarios para reeditar un pacto progresista que ponga “a las personas en el centro de la vida politica”. Lo que traducido quiere decir que mantendrán algunos cargos, influencia, contratos, etc. Premios menores, pero premios al fin y al cabo.

VOX ha comenzado la Reconquista. Menorca e Ibiza tendrán que esperar para ver a Don Pelayo en sus Consells, pero en Mallorca irrumpe alegre la caballería verde. La euforia ayer de sus dirigentes sonaba un tanto impostada. Quizá por ello Jorge Campos amenazó a la ciudadanía con comenzar hoy mismo su campaña electoral para dentro de cuatro años. Sonó un tanto sádico, porque unas horas antes su secretario general, Sergio Rodríguez, reconocía que la gente está agobiada por tantas elecciones. De las expectativas que se habían generado tras sus resultados en Andalucía, de los 7-8 escaños que prometían a sus votantes, ayer no supimos nada.

El último triunfador de la jornada electoral fue el PI de Jaume Font, que en un contexto político muy complicado solo pierde tres mil votos y mantiene sus tres escaños. Es cierto que serán completamente irrelevantes para conformar cualquier mayoría de gobierno en la comunidad,  pero los otros han perdido más, y eso ya es ganar, dicen. Solo en Ibiza podrán decidir algo, pero con este panorama el que no se consuela es porque no quiere.

Señora Armengol, digan lo que digan los demás, usted y el PSIB-PSOE has arrasado en estas elecciones. Puede estar satisfecha de haber conseguido capitalizar la acción de gobierno en la pasada legislatura, endosando un desgaste brutal a sus socios y aglutinando el voto útil de la izquierda. Es cierto que no ha podido presentar usted grandes logros en su gestión, pero tampoco ha cometido grandes errores. Ha sabido rodearse de un equipo de colaboradores talentoso, y eso dice mucho de su capacidad de liderazgo. Entendemos que contemple con satisfacción cómo sus adversarios se lamen complacientes sus heridas electorales, pero póngase a trabajar ya, que falta nos hace a los ciudadanos de esta comunidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here