Discreción en la reunión por el Pacte de Govern

Unos y otros agotan las horas para intentar encontrar el perfecto equilibrio que culmine con la reedición satisfactoria por todos lados de los acuerdos por el cambio. Cuatro años más de gobierno que aseguren la continuidad de las políticas progresistas encabezadas por Francina Armengol estos últimos cuatro años.

La pasada semana acabó con deberes para los socialistas, Més per Mallorca y Podemos. Todos y cada uno de ellos tenían que revisar un documento programático, acabado de perfilar en el encuentro a tres bandas que mantuvieron el viernes mediodía.

Hoy era el día de volverse a ver las caras. La discreción embargo, ha sido máxima. No parece que nadie esté, a estas alturas, dispuesto a filtrar nada que pueda comprometer el acuerdo. Si bien la pasada semana los ecosoberanistas y los morados de Podemos protagonizaron una choque en que se hacían reproches públicos, la semana ha comenzado más suave de como acabó.

Pocas comparecencias, pocos movimientos en público y mucha discreción entre los encargados de las negociaciones.

Sea como sea, de reparto de cargos, sillas y organigrama no se hablará, hasta que el documento programático cuente con el visto bueno de las tres formaciones. Un documento que debe marcar las principales líneas de actuación en que se basará la reedición de ‘els acords pel canvi’.

Una vez cerrado este documento, ahora prioritario, será cuando se empiece a hablar de sillas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here