Negociaciones encalladas entre PSIB y Més por culpa de tres Consellerias

MÉS per Mallorca ha exigido este viernes tres Consellerias en el futuro Ejecutivo balear, postura que el PSIB ha rechazado al considerar que la formación ecosoberanista debe tener una representación “lógica y proporcional” de acuerdo a los resultados expresados en las urnas, que concedieron a MÉS per Mallorca cuatro diputados en la Cámara autonómica.

“Pedimos a MÉS per Mallorca si puede desencallar el tema para continuar avanzando en las negociaciones, si para la formación la propuesta de tres consellerias es una cuestión indiscutible, no podemos seguir las negociaciones a tres bandas”, ha expresado la representante del PSIB en las negociaciones, Pilar Costa.

“EL PSIB NO QUEDARÁ EN MINORÍA”

El representante del equipo negociador de MÉS per Mallorca, Miquel Gallardo, ha señalado que en la reunión de este viernes la formación ha expresado su voluntad de gestionar tres consellerias de las doce que tendría el futuro Ejecutivo, una proporción que según Gallardo responde a un “criterio político”.

“Estamos abiertos a hablar de cualquiera de las conselleries, pero el PSIB considera inviable poder hablar de que gestionemos tres carteras y no ha habido acuerdo”, ha sentenciado Gallardo.

En este sentido, Costa ha reiterado que para los socialistas es “prioritario” que los tres partidos estén en el Ejecutivo, aunque ha subrayado que el PSIB debe ser la fuerza con mayor representación en el Govern. “El PSIB no quedará en minoría en un Govern con menos consellerias de las que tiene ahora”, ha resaltado.

En esta línea, la formación ecosoberanista ha asegurado que el PSIB es la fuerza mayoritaria en el hemiciclo y, por tanto, el partido que debe gestionar más presupuesto y tener mayoría en el Govern, algo que ningún partido ha cuestionado.

LA INVESTIDURA DE ARMENGOL NO PELIGRA

Precisamente, tras el Consell de Govern Costa ha querido “dejar claro” que ningún partido “ha insinuado ni dejado caer que se pudiera poner en peligro la investidura” de Francina Armengol. Igualmente, ha señalado que al margen del organigrama del Govern, deben negociar también de cara a la constitución del Parlament el próximo jueves, donde se decidirá la composición de la Mesa -y portanto, la presidencia- del Parlament.

La socialista ha indicado que no prevén contactos este sábado debido a la constitución de los ayuntamientos, pero estarán disponibles desde el domingo, si bien la previsión es volver a reunirse el lunes.

“VOLUNTAD FÉRREA” DE PODEMOS PARA ENTRAR EN EL GOVERN

Por su parte, el miembro del equipo negociador de Podemos, Alejandro López, ha asegurado que la formación morada mantiene su “voluntad férrea” de entrar en el equipo de Govern. Además, ha afirmado que el PSIB es el partido que debe liderar las negociaciones y “encontrar el encaje” en el que las tres formaciones se sientan cómodas.

“Si MÉS quiere entrar en el Govern genial, si no encuentran su encaje, Podemos va a trabajar con el PSIB para estar dentro del Ejecutivo y aplicar políticas progresistas”, ha declarado López.

Cabe recordar que el pacto para configurar la Mesa del Parlament debe abordarse antes del jueves 20, día en el que se constituye la Cámara autonómica.

PREFERENCIAS DE PODEMOS

Respecto al futuro organigrama del Ejecutivo, que aún está por cerrar pero que presumiblemente tendrá doce conselleries, López ha avanzado que la formación morada tiene preferencias por áreas como Movilidad y Energías Renovables; Vivienda; Industria y Comercio; Agricultura, Pesca y Medio Ambiente; o Turismo y Trabajo.

“El número de conselleries dependerá del organigrama y de la entrada o no de MÉS en el Govern, es un debate que aún no hemos tenido”, ha resaltado López.

“Son cuestiones que todavía están en el aire, estamos a la espera de abordar el debate y de ver el planteamiento del PSIB respecto al organigrama”, ha añadido.

“PROGRAMA ENCALLADO” EN CUESTIONES LINGÜÍSTICAS

En la reunión de este viernes no se ha abordado el reparto de cargos unipersonales ni el acuerdo programático, que, pese a estar “muy avanzado”, aún no está cerrado al cien por cien. “El programa está acordado en un 99 por ciento”, ha señalado Costa.

En este sentido, desde MÉS han recordado que sus peticiones relativas a la creación de una Oficina de Derechos Lingüísticos y la modificación de la Ley de Consumo para “garantizar derechos lingüísticos” son los escollos a superar para cerrar definitivamente el programa. “El PSIB ha rechazado estas peticiones”, ha declarado Gallardo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here