Ya está en marcha la bomba de recirculación de agua de Cala Santanyí

PLATJA CALA SANTANYÍ_JULIOL 2019_01 (1)

El verano de 2018 fue el primero en el que la playa de Cala Santanyí tuvo una bomba de recirculación de agua marina para evitar la proliferación del alga Alexandrium Taylori, que provoca que el agua cambie de color.

Desde este lunes 8 de julio, ya vuelve a estar en marcha después de que llegase la autorización de Demarcación de Costas para su instalación. La autorización se ha de solicitar de año en año porque durante el invierno debe retirarse la maquina que está sumergida en la bocana de la cala.

Desde la primera vez que se instaló, la bomba ha sido todo un éxito porque cuando está en funcionamiento, las aguas están siempre en perfecto estado. La alcaldesa de Santanyí, Maria Pons, ha agradecido la predisposición del nuevo equipo de Costas y de su jefa, Almudena Domínguez, porque “sabíamos que acababan de llegar al cargo, pero han entendido nuestra urgencia ya que es un problema que afecta a los vecinos, negocios y visitantes de Cala Santanyí. La imagen de nuestras playas es fundamental para el municipio y trabajamos para que todas estén en las mejores condiciones posibles”.

Cabe recordar que ya en octubre de 216 se encargó un estudio de temperaturas que determinó la causa del cambio de color: el alga Alexandrium. Es una alga que fermenta porque no se regenera el agua en calas estrechas o donde las corrientes no regeneran el agua lo suficiente. Por ello solo con generar una corriente, el agua vuelve a tener su transparencia habitual. El alga no tiene ningún efecto más allá del cambio de color, ni supone ninguna clase de riesgo ni de contaminación.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here