La EMT incorpora ocho nuevos buses

El alcalde de Palma, José Hila, el regidor de Movilidad Sostenible, Francesc Dalmau y el gerente de la Empresa Municipal de Transportes de Palma (EMT), Mateu Marcús, han presentado este viernes los ocho buses nuevos que se incorporarán en la red actual a partir de principios de agosto y que mejorarán el servicio de cuatro líneas.

“Son autobuses más accesibles, tienen un mejor aire acondicionado, cargadores USB e incorporan para las personas sordas un altavoz exterior. Además permiten mejorar la frecuencia de la línea 28 y la capacidad de las líneas 5, 7 y 8”, ha explicado Hila.

En este sentido, ha considerado que son dos noticias “muy buenas” que, a su juicio, “reflejan la apuesta del equipo de gobierno por el transporte público, de dar alternativas al coche y de cambio de modelo de movilidad a Palma”.

En términos más concretos, la línea 28 de Son Llàtzer Circular pasará de 60 a 30 minutos y cabe recordar que circula por los barrios de Pere Garau, Son Gotleu, Rafal Vell, Rafal Nou, Son Llàtzer, Son Ferriol, Coll d’en Rebassa, Ciutat Jardí, La Gruta, Molinar, Portitxol, Manuel Azaña/Nou Llevant y Pere Garau.

Asimismo, por lo que respecta a las líneas 5, 7 y 8, se mejorará la capacidad, dotando de un nuevo bus a cada una de estas líneas y ayudando así a mejorar el servicio. Habrá 1.700 plazas al día en la línea 5, 1.750 en la línea 7 y 1.800 en la línea 8, sumando así una capacidad total de más de 5.000 plazas al día.

Dalmau, por su parte, ha destacado que el “compromiso de la legislatura es acabar el mandato con toda la flota renovada y con unos buses más amables con el entorno y más respetuosos con la ecología”. “Son buses más silenciosos, más modernos y pensados para Palma”, ha explicado.

Por lo que respecta a los autobuses, de la marca Iveco, tienen 12 metros y han costado 277.232 euros cada uno. Se trata de las primeras unidades nuevas de las 100 que tienen que llegar a Palma hasta la Semana Santa de 2020 y que han supuesto una inversión total de unos 32,5 millones de euros.

Desde el Ajuntament han concluido que, en primer lugar, son menos contaminantes, ya que funcionarán con gas natural comprimido, un combustible que consume menos y reducirá las emisiones de CO2 en un tercio respecto a la flota de buses actual, que mayoritariamente emplea el combustible Diesel.

En esta línea, serán más amables con el entorno porque el gas permite reducir la contaminación acústica a la mitad respecto a los buses más obsoletos, que datan de 2001.

También disponen de tecnología solar al llevar una manta fotovoltaica en el techo que alimenta con energía solar una parte de la equipación interior que usan los vehículos y, asimismo, son más seguros.

Por otro lado, incorporan el sistema de cámaras en la apertura y el cierre de puertas y para dar marcha atrás y son más accesibles al tener el altavoz exterior, además de la rampa para personas con movilidad reducida.

El acto ha contado también con la presencia de la regidora de Modelo de Ciudad, Vivienda Digna y Sostenibilidad, Neus Truyol, la regidora de Justicia Social, Feminismo y LGTBI, Sonia Vivas y el Director de Ventas de Iveco España, Juan Miguel vázquez Luis y la directora general de Movilidad, Irene Nombela.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here