Bodegas JL Ferrer: “Estamos ante un año extraordinario”

La vendimia ya ha empezado en los viñedos de las Bodegas JL Ferrer, en Binissalem. Una vendimia que se está realizando con éxito gracias al chubasco que cayó en la zona, el cual contribuyó a limpiar las hojas y los mismos racimos de uvas que se recolectan estos días.

Llovió unos diez litros por metro cuadrado, lo justo para limpiar y ayudar en la maduración de la uva. Todo un acierto y una gran (y agradecida) ayuda inesperada.

José Luís Roses, propietario de Bodegas JL Ferrer señala que cree que están en disposición de afirmar que la próxima añada que surja de sus bodegas va a ser “extraordinaria”.

La forma de saber cuándo es el momento adecuado para iniciar la vendimia, así como conocer la calidad de la uva, es mediante la toma de muestras que van sucediendose sin descanso para poder tomar la decisión en el momento óptimo. En estos momentos las uvas ofrecen una calidad muy buena.

Además la sanidad de dichas uvas es un aspecto muy destacable en estos momentos. No sufren enfermedades de ningún tipo, lo cual es de celebrar, pues están muy sanas.

Roses también señala que la dura sequía sufrida este año en Mallorca favorece algunos tipos de uva como el manto negro o el callet, típicas de Binissalem.

La vendimia ha empezado, aunque el plato fuerte y la actividad frenética empezarán a partir del día 10 de este mismo mes aproximadamente.