Una compañera denunció al trabajador que abusó sexualmente de la anciana en la Bonanova

Residencia La Bonanova Imas

El Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS) mantuvo una entrevista con el trabajador acusado de abusos sexuales a una anciana después de que otra empleada informara de los hechos, y tras esta reunión decidió apartarlo del servicio y abrirle un expediente disciplinario por una falta muy grave, puesto que “los indicios se iban confirmando”.

Así lo ha explicado el presidente del IMAS y conseller insular de Derechos Sociales, Javier de Juan, en una rueda de prensa en la que, por respeto a la investigación judicial, no ha especificado si el trabajador desmintió o admitió los hechos, que según la denuncia tuvieron lugar el pasado 28 de agosto en la residencia de la Bonanova.

“Los indicios se iban confirmando, y por lo tanto nosotros tomamos las decisiones que tomamos”, se ha limitado a señalar.

UNA COMPAÑERA DENUNCIÓ AL TRABAJADOR

Como ha explicado la directora insular de Personas Mayores del Consell de Mallorca, Sofía Alonso, fue una compañera del trabajador la que comunicó los hechos a la dirección del centro el pasado 3 de septiembre.

El mismo día, la dirección mantuvo una entrevista con el presunto agresor y a raíz de esta conversación se decidió apartarlo del servicio con carácter inmediato e iniciar un expediente disciplinario.

Según informó el Consell en una nota de prensa, en la exploración médica practicada a la víctima por el equipo médico de la Bonanova se hallaron indicios que podrían ser compatibles con la agresión sexual. Posteriormente se le practicó un segundo análisis-médico forense en un centro asistencial de Palma.

La dirección de la Bonanova quiso informar a la familia de la víctima pero no pudieron contactar con ellos hasta el día 5. Finalmente, el 6 de septiembre, el pasado viernes, se presentó la denuncia y se puso toda la información a disposición de la Fiscalía. El sospechoso fue detenido en Son Llàtzer.

La directora insular de Personas Mayores ha expresado que comprende que la trabajadora que informó de los hechos atravesó “una situación muy difícil”, por delatar a un compañero y ante “la gravedad de los hechos que tenía que transmitir”. Por ello, le ha agradecido que diera el paso “aunque fuera más tarde”. “Desde ese momento se pusieron en marcha todos los mecanismos”, ha insistido Sofía Alonso.

LA LEY NO EXIGE CERTIFICADO DE ANTECEDENTES PENALES

Según ha indicado De Juan, el IMAS no tiene por el momento constancia de que el trabajador tuviera antecedentes penales. Como ha aclarado, los certificados de antecedentes penales no son exigibles por ley a los cuidadores de personas mayores, como sí ocurre con el cuidado de menores.

En el caso de cuidado de ancianos, los trabajadores tienen que aportar una declaración jurada y un informe médico. En el caso del empleado detenido, que llevaba alrededor de un año trabajando, el informe no detectó ninguna alteración psicológica.

El trabajador sí contaba con formación específica y “cumplía con los requisitos de formación”, según ha informado el IMAS. Sus labores eran de atención directa y realizaba sustituciones en la residencia de la Bonanova. Su última contratación es del pasado noviembre.

El IMAS no ha recibido ninguna otra denuncia o queja respecto a este trabajador, que actualmente se encuentra en prisión provisional. La víctima continúa residiendo en el centro de la Bonanova puesto que “es una persona dependiente y con necesidades de asistencia”, según De Juan.

TRABAJO EN PAREJAS Y MEJORAS LEGISLATIVAS

El presidente del IMAS ha subrayado que incluso antes de este caso ya estaban trabajando en mejoras legislativas para la atención “a cualquier persona vulnerable”.

Además, ha explicado que se plantean reivindicar que una futura ley de Protección a las Personas Mayores, “que seguramente se va a poner en marcha esta legislatura”, introduzca requisitos como la hoja histórico-penal, si bien seguirá siendo difícil “prever el comportamiento de una persona individualmente” y sólo detectaría casos de personas reincidentes.

Igualmente, el IMAS lleva “pensando desde hace tiempo” en otras mejoras que no requerirían de una modificación legislativa, como la posibilidad de que los cuidadores trabajen en parejas, pero “hay que conjugarlo con los recursos existentes”.

“CONSTERNACIÓN” EN EL IMAS POR ESTE CASO

Javier de Juan ha expresado la “consternación” en la institución ante este caso, y ha pedido “disculpas a la familia por estos momentos que están viviendo”.

De Juan ha reiterado que el Consell se personará como acusación en la causa judicial. “No toleraremos y no seremos laxos con este tipo de situaciones”, ha insistido.

Además, el conseller insular ha manifestado su deseo de ser “lo más transparentes posibles”. “Los hechos son suficientemente graves como para denunciarlo, y nosotros hemos sido quienes lo hemos denunciado, en ningún momento nos hemos planteado hacerlo de otra forma”, ha subrayado.

Finalmente, De Juan ha mostrado su agradecimiento a los trabajadores del centro “que han cumplido con su responsabilidad” y ha deseado que “un caso individual” no pueda “ensombrecer el excelente trabajo que realizan día a día”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here