Endesa y Creu Roja renuevan el acuerdo de colaboración para luchar contra la pobreza energética

Un total de 182 familias de Mallorca se han beneficiado durante el año 2018 del programa de voluntariado energético puesto en marcha por Endesa y la Fundación Endesa en colaboración con la Creu Roja y la Fundación Ecología y Desarrollo (Ecodes).

Según han explicado desde Endesa, los participantes en el programa han recibido formación sobre energía y han podido adecuar sus contratos para ahorrar en la factura o han contado con asistencia de personal de la empresa energética en su domicilio.

La Central de Alcúdia ha acogido la clausura de esta edición del programa, que ha servido, además, como reconocimiento a los 19 voluntarios que han tomado parte en el proyecto, entre ellos, 11 trabajadores de Endesa en Mallorca.

Las acciones del programa se han desarrollado en diferentes líneas de trabajo. En primer lugar, se han llevado a cabo actividades formativas para los voluntarios, por otro lado, talleres para las familias, acciones de atención telefónica, atención presencial y rehabilitaciones de viviendas.

A través de los talleres y las acciones de atención telefónica y presencial se les ha dado indicaciones a las familias para la comprensión de su factura, se les ha trasladado la información sobre el bono social, por si reúnen los requisitos, y se les ha ofrecido recomendaciones sobre hábitos y medidas de eficiencia energética.

En concreto, se ha trabajado con 182 familias de Alcúdia, Inca, Marratxí y Palma. De estas, 116 personas han acudido a los talleres realizados por los voluntarios; 30 personas han recibido atención personalizada por teléfono; siete familias han recibido visita domiciliaria; cuatro familias han recibido electrodomésticos para el ahorro doméstico y un total de 124 familias han recibido los ‘kits’ de ahorro por parte de los voluntarios.

Según han explicado, estos ‘kits’ contienen desde ribetes y aislamientos para vidrios a reflectores para radiadores, regletas para evitar que los aparatos permanezcan encendidos en pausa, gastando energía; bombillas de bajo consumo, entre otros utensilios.

Esta acción de voluntariado energético es una de las líneas de trabajo de Endesa en la lucha contra la pobreza energética y complementa el acuerdo con la Creu Roja en materia de lucha contra la pobreza energética. Es una iniciativa del plan de Creación de Valor Compartido (CSV) de responsabilidad social corporativa que Endesa impulsa en las comunidades donde desarrolla su actividad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here