Aprobada la creación de Institut Balear de l’Energia para impulsar el cambio de modelo energético

El Consell de Govern ha aprobado la creación del Institut Balear de l’Energia (IBE), proyecto incluido en la Ley de Cambio Climático y transición energética, mediante el cual se podrá comercializar energía, una herramienta que servirá, según ha explicado el vicepresidente del Govern, Juan Pedro Yllanes, para “acabar con la pobreza energética”.

En rueda de prensa tras el Consell de Govern, Yllanes ha explicado que el IBE es una “pieza fundamental” para que las “energías renovables lleguen a donde no llega el mercado”, siendo además, tal como ha remarcado, una iniciativa “pionera a nivel estatal”.

El IBE se crea como entidad pública empresarial. Tiene personalidad jurídica propia y diferenciada y está adscrita a la Conselleria de Transición Energética y Sectores Productivos.

El cargo de presidente del IBE recae en la persona titular de la conselleria competente en materia de cambio climático. En este caso, ocupa la presidencia el vicepresidente y conseller de Transición Energética y Sectores Productivos, Juan Pedro Yllanes.

En cuanto a la vicepresidencia, recae sobre el titular de la Dirección general de cambio climático. Actualmente, es el director general de Energía y Cambio Climático, Aitor Urresti.

CALENDARIO DE DESCARBONIZACIÓN

La Ley de cambio climático y transición energética, aprobada en febrero de este año, establece un calendario de descarbonización de la economía balear y dota al Govern de los instrumentos necesarios para hacer posible la transición energética en nuestra comunidad.

El IBE es uno de estos instrumentos impulsores del cambio de modelo energético. En este sentido, nace con el fin de fomentar y ejecutar actuaciones en materia de eficiencia, gestión, ahorro energético y energías renovables.

Además, el IBE se encargará de la comercialización de la energía, la elaboración de estudios y el análisis en materia de cambio climático y transición energética. También es de su competencia fomentar la iniciativa energética pública en todos los ámbitos institucionales.

El calendario fijado en la Ley de cambio climático prevé, entre otros puntos, una reducción de las emisiones del 40% para el año 2030 y del 90% en 2050. En cuanto a la penetración de las energías renovables, la norma obliga a que un 35% de la energía consumida en las Islas en 2030 sea limpia. Esta cifra aumenta hasta el 100% para 2050.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here