Indignación vecinal por el caminal abandonado escogido por Cort para honrar al Padre Manolo

El Ajuntament de Palma, encabezado por José Hila, inauguraba el pasado 9  de septiembre una calle dedicada a Manuel Haro, el padre Manolo. Parecía rendirse así un homenaje al que fuera titular durante muchos años de la parroquia Beat Ramon Llull,  en la barriada de Son Cotoner. Se trataba de un reconocimiento merecido y muy esperado por los vecinos de la zona.

Lo que no esperaban era que, la calle escogida por Cort, fuera un caminal sin asfaltar dentro del Parc de Sa Riera. Una pendiente llena de suciedad, descuidada, donde se acumulan los objetos abandonados y los perros son llevados para hacer sus necesidades.

No es de extrañar, pues, que la alegría que generó la noticia del pasado mes de septiembre, se haya tornado en indignación tras descubrir el caminal escogido para honrar la memoria del Padre Manolo.

Cabe recordar que Manuel Haro era toda una institución en la barriada. Muy querido por sus vecinos, dedicó toda su vida para trabajar desinteresadamente en proyectos que favorecieran el desarrollo educativo, deportivo y social de los residentes de Son Cotoner.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here