El presupuesto de Balears será de 5.893 millones en 2020

El Consell de Govern, a propuesta de la consellera de Hacienda y Relaciones Exteriores, Rosario Sánchez, ha aprobado este jueves el estado de los ingresos y gastos y el texto articulado del Proyecto de Ley de Presupuestos de 2020 para la Comunidad con 5.893,1 millones de euros.

El dato supone incremento del ocho por ciento con respecto al año pasado, si bien el gasto no financiero (4.383,8 millones de euros) se ha reducido en 50 millones. La subida se explica por el presupuesto destinado al pago de deuda, 1.509,3 millones, de emisiones de deuda de legislaturas anteriores.

Sánchez ha sostenido que “es difícil hablar de recortes, cuando el presupuesto es más alto” y ha destacado que son “de estabilidad y prudentes” y que están planteados en un contexto político estatal “de incertidumbre”. Además, ha añadido que “responden al ciclo económico” de Balears “que se ha estabilizado” y ha asegurado que “garantizan y consolidan el Estado de Bienestar”.

De hecho, el gasto destinado a cubrir las políticas sociales, en materia de salud, educación, servicios sociales, empleo y vivienda, aumenta hasta situarse en 3.091,4 millones de euros, la cifra más alta destinada a estas áreas, con un incremento del 0,4% en relación con el presupuesto de 2019, lo que supone contar con 11,3 millones de euros más para estas políticas.

Más concretamente, Sánchez ha realzado que el peso del gasto social se eleva al 70,5% del total del presupuesto no financiero, aquel que se destina a las políticas públicas que desarrolla el Govern.

El presupuesto de gasto no financiero para 2020, por su parte, se reduce en un 1,1%, en 50 millones, en relación con el presupuesto de 2019, si bien es el segundo más alto, solo superado por las cuentas de este año, y suma 297,3 millones más que el presupuesto de 2018.

En este sentido, preguntada por estos 50 millones menos, Sánchez ha justificado que los consells insulares cobrarán 14 millones de euros menos, también se reducirá en 22 millones menos la inversión destinada a instituciones que llevan a cabo proyectos financiados por el Impuesto de Turismo Sostenible (ITS) y se ajustarán inversiones. Además, también se instará a las consellerias a que hagan el presupuesto “de una manera ajustada” y que “adopten medidas para adaptarse al gasto”.

El presupuesto financiero, por su parte, que cubre el pago de la deuda acumulada, aumenta hasta 1.509,2 millones, un 47% más que este año, debido a la obligación de abonar 450 millones en 2020 de la devolución de dos emisiones de deuda de legislaturas anteriores, de 2005, por un importe de 150 millones a devolver en 15 años, y de 2010, de 300 millones a devolver en 10 años.

El proceso de elaboración de estos presupuestos se inició después de confirmarse que en 2018 la Comunidad Autónoma cumplió los objetivos de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera, con excepción de la regla de gasto.

Sánchez ha recordado que la necesidad de impulsar la inversión pública “continúa siendo el gran reto al que debe responder el presupuesto”, a pesar de que una parte significativa de los planes de infraestructuras ya disponen de recursos aprovisionados los últimos años.

Respecto de las infraestructuras de carácter social, la consellera ha reiterado que “serán ejes preferentes las infraestructuras sanitarias y educativas, la red de dependencia y el plan de construcción de viviendas sociales”.

Por otro lado, serán también prioritarias las inversiones en materia de movilidad, eficiencia energética, agua y medio ambiente, formación de capital humano, investigación e innovación, y patrimonio histórico y cultural. Todo ello, además, en el marco de la Agenda 2030 y de los objetivos de desarrollo sostenible (ODS).

SE MANTIENEN LAS 18 DEDUCCIONES AUTONÓMICAS DEL IRPF

En materia fiscal, el proyecto de ley de presupuestos para 2020 mantiene las 18 deducciones autonómicas del IRPF, en materia educativa, de servicios sociales, de vivienda y de investigación, desarrollo tecnológico e innovación, entre otros.

Asimismo, incorpora una modificación del impuesto sobre actos jurídicos documentados por la que el tipo general impositivo de este tributo pasa del 1,% al 1,5%, como tienen la mayoría de comunidades autónomas. Sin embargo, se mantiene el tipo del 1,2% en la adquisición de la primera vivienda habitual hasta 200.000 euros.

En este sentido, el presupuesto mantiene la reducción del impuesto sobre transmisiones patrimoniales aprobada en el presupuesto de 2019 por la que disminuye el tipo del ocho por ciento al cinco por ciento para la compra de la primera vivienda habitual de inmuebles de hasta 200.000 euros.

En cuanto a las normas tributarias, se actualizan a todos los efectos las cuantías correspondientes a 2019 de las tasas, de acuerdo con la evolución del índice de precios de consumo del último año cerrado, esto es, el 1,2%.

El acuerdo del Consell prevé que el Proyecto de ley de presupuestos de la Comunidad Autónoma para el año 2020 sea entregado al Parlament para que lo tramite, lo examine y lo apruebe de acuerdo con los artículos 40.1 y 135.3 del Estatut d’Autonomia, y con el Reglamento del Parlament.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here