Aprobada la declaración de emergencia climática en Baleares

El Consell de Govern ha aprobado este viernes la declaración de emergencia climática en Baleares, una iniciativa que incluye “el compromiso” de desarrollar políticas “activas” y de planificar y ejecutar acciones en “los sectores social, económico y territorial”.

En rueda de prensa, el vicepresidente del Govern y conseller de Transición Energética y Sectores Productivos, Juan Pedro Yllanes, ha dicho que todo el conjunto de la Administración estará “involucrado” y por esto todas las conselleries han hecho sus “aportaciones y sugerencias” para avanzar en esta “lucha” contra el cambio climático.

Según ha explicado Yllanes esta declaración surge de la necesidad de establecer “políticas reales y eficaces” capaces de “minimizar el cambio climático” en base al Acuerdo de París de la Convención de las Naciones Unidas, que establece, entre otros objetivos, limitar el aumento de la temperatura del planeta en 1,5 grados centígrados y haber descarbonizado la economía a mediados del siglo XXI.

Yllanes ha dicho que Baleares, por su condición insular, es más “vulnerable” a los efectos del cambio climático, como el incremento de la temperatura media, la disminución de la precipitación, el aumento del nivel de mar o el aumento de acontecimientos extremos, como las olas de calor o las lluvias intensas.

Cabe destacar que más del 80% de las emisiones de gases de efecto invernadero en Baleares se concentra en dos grandes sectores: la movilidad y la producción de electricidad.

Por esto, el Govern tiene previsto poner en marcha una agenda de cambios normativos y políticas públicas que permitan avanzar hacia “una transición energética real y justa”.

La Ley 10/2019 de cambio climático y transición energética, prevé cumplir los objetivos de descarbonización y fijar un marco legal que permita la contribución efectiva de todos los sectores de la sociedad en este cometido. “Es imprescindible, por lo tanto, transformar este marco legal en acciones específicas”, ha resaltado.

COMISIÓN INTERDEPARTAMENTAL

Así pues, y para implicar a todos los ámbitos de trabajo y hacer transversal esta acción por el clima, el Govern constituirá la Comisión Interdepartamental de Cambio Climático. Además, se compromete a actuar en diferentes materias, así como a poner en marcha una agenda de cambios normativos y de políticas públicas para promover una transición energética efectiva y socialmente justa.

Tal como ha dicho, las medidas estarán dotadas económicamente y la intención es que se pongan en marcha “esta legislatura”.

DECRETO DE HUELLA DE CARBONO Y OTRAS MEDIDAS

De esta manera, entre otros acciones, el Govern se compromete a aprobar el Decreto de huella de carbono, desarrollar la Ley de cambio climático, implementar el Plan Director Sectorial de Movilidad y aprobar la Ley de movilidad sostenible.

También quiere promover el uso de embarcaciones menos contaminantes, racionalizar las frecuencias y facilitar infraestructuras y combustibles alternativos.

Por otra parte, pretende mejorar la eficiencia energética del parque residencial; construir edificios sostenibles; y desarrollar e implementar la Ley 8/2019, de residuos y suelos contaminantes.

Respecto a la agricultura, pesca y alimentación, el Ejecutivo autonómico se compromete a impulsar una política agrícola de proximidad y resiliente; promover la transición hacia sistemas de producción agrícola agroecológicos más diversificados y eficientes; preservar la calidad de los ecosistemas marinos, y adaptar la actividad social y económica de la pesca.

Además, pretende desarrollar una estrategia de turismo sostenible y adaptar las infraestructuras turísticas al cambio climático; fomentar estrategias de economía circular y diseño ecológico; proporcionar formación para mitigar el cambio climático.

También se compromete a promover la cooperación internacional en materia climática; analizar el impacto del cambio climático y adoptar medidas para mitigar las consecuencias en la población en riesgo de vulnerabilidad.

Entre otras medidas, también preparará planes especiales de protección civil ante el aumento de fenómenos climáticos adversos; impulsará el consumo de productos de proximidad para reducir la huella ambiental y de carbono de la sociedad; y establecerá programas de vigilancia y seguimiento de los efectos del cambio climático.

Todas estas acciones estarán incluida en el marco de los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) fijados en la Agenda 2030.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here