Más de 2.000 enfermeras de Balears podrían haber sufrido una agresión, según el Coiba

COIBA, Colegio Enfermeria Balears

El Colegio Oficial de Enfermería de las Islas Baleares (Coiba) ha anunciado que creará un registro autonómico de agresiones para adoptar medidas frente a los “sucesos violentos” que se producen y conocer la tipología de los mismos.

Según ha destacado la entidad este viernes en una nota de prensa, y de acuerdo al Informe de las agresiones en el ámbito sanitario del 2016, el 33 por ciento de las enfermeras ha sido víctima o presenciado una agresión física a un compañero, porcentaje que asciende al 69 por ciento en el caso de agresiones verbales.

En este sentido, la presidenta del Coiba, María José Sastre, ha lamentado que “si se extrapolan estos datos al número de colegiados actual de Baleares, 2.190 enfermeras podrían haber sido víctimas o testigos de agresiones físicas, la mayoría de las cuales quedan silenciadas”.

CIFRAS “ALARMANTES” Y HERRAMIENTAS PARA EVITAR SILENCIOS

“Los datos de agresiones a enfermeras son alarmantes y desde el Coiba no se puede dar la espalda a esta realidad”, ha insistido la máxima representante de las enfermeras en Baleares.

Por este motivo, la Entidad ha presentado este viernes la campaña de prevención de agresiones a enfermeras, con el objetivo de “sensibilizar” a la población del respeto hacia los profesionales sanitarios y la intención de dar herramientas a las enfermeras de las Islas para identificar situaciones “de riesgo potencial” y saber actuar ante las mismas.

Dentro de esta campaña se ha enmarcado el anuncio de esta medida y otras como que la entidad se personará para ejercer de acusación popular en los casos en los que tenga conocimiento de procedimientos penales a causa de agresiones a sus profesionales en el ejercicio de su profesión.

El Coiba también pone a disposición de los colegiados la asistencia de sus servicios jurídicos para defender sus intereses en un juicio y ofrece asesorías de atención psicoemocional en el entorno laboral trabajo.

Igualmente, la vocal de enfermería del trabajo, Rosa González, ha explicado que el Coiba ha redactado un protocolo de actuación ante las agresiones, un manual de recomendaciones que “son muy importantes seguir para poder beneficiarse de los servicios que como profesionales tienen derecho a percibir por parte del Coiba”.

La presidenta del Coiba, María José Sastre, ha concluido asegurando que “es de vital importancia que las agresiones no se silencien y que los colegiados tengan a su alcance todas las herramientas precisas para paliar los diversos efectos de las agresiones, tanto físicas como verbales”.

CURSO DE “ABORDAJE DEL PACIENTE AGITADO”

Por otro lado, desde el Coiba han explicado que junto con el apoyo jurídico y psicoemocional, organizan de manera periódica cursos de “Abordaje del paciente agitado”.

En estos cursos se trabajan habilidades de detección de situaciones “de riesgo potencial” de agresión y se desarrollan técnicas de “autoprotección” y “contención verbal”, según el Coiba, que ha señalado que el objetivo es aprender a gestionar estas situaciones “de riesgo”.

El próximo 25 de noviembre, coincidiendo con el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, se celebra en Palma la III edición de este curso en el que se formará a una veintena de profesionales, un colectivo doblemente “vulnerable” por su condición de profesionales sanitarios y mayoritariamente femenino.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here