Alberto Encinas afirma estar “muy feliz” tras reencontrarse con su hija secuestrada en Polonia

Alberto Encinas

Alberto Encinas, padre de Olivia, la menor que ha estado durante ocho años secuestrada en Polonia por su madre, y que ha sido localizada en Katowice en buen estado de salud, ha dicho estar “muy feliz” tras el reencuentro.

Según ha explicado en declaraciones en las dependencias de la Comandancia de la Guardia Civil en Palma, tanto él como el resto de su familia están “muy sorprendidos” por la reacción “increíblemente positiva” que ha tenido la menor desde que se reencontraron y han vuelto a España.

En este sentido, ha afirmado Encinas que “ni en los mejores sueños imaginaba que respondiera de esta manera”.

AGRADECIMIENTO A LA GUARDIA CIVIL Y A POLLENÇA

Por otro lado, Encinas ha querido agradecer a la Guardia Civil la investigación realizada y también el hecho de “no rendirse” para encontrar a la menor.

Igualmente, ha querido agradecer al pueblo de Pollença, donde residen, “la ayuda y el apoyo durante estos años”. También que desde el regreso de la menor “respeten y dejen espacio a la familia”.

PIDE QUE OLIVIA PUEDA MANTENER EL CONTACTO CON LA MADRE

Por otro lado, el padre ha querido señalar que la menor sí ha manifestado que quería decirle algo a su madre. Por este motivo, Encinas ha facilitado a la menor que grabara un mensaje y ha pedido un teléfono de contacto para podérselo enviar.

Sin embargo, por ahora, el padre solo ha conseguido el teléfono de la abuela, a la que considera “causante de lo sucedido”. Es por este motivo que ha vuelto a pedir el número de teléfono de la madre porque, pese a todo ha dicho Encinas, “no quiere privar a la hija de su madre”.

Según la tía de la menor, el mensaje que quería enviar a su madre, se resumía en que “está bien y que no se preocupe por ella”.

LA GUARDIA CIVIL LAMENTA LA “INACCIÓN” DE LA POLICÍA POLACA

Por otro lado, los agentes de la Guardia Civil que se han encargado de la investigación han explicado cómo ha sido el proceso para localizar a la menor, los viajes que han realizado a Polonia desde 2018 para mantener contactos con policías, juzgados, Fiscalía, centros escolares, etc.

En este sentido, han señalado que han sido cinco viajes y “cada viaje tenía su historia” y de cada uno se traían “una ilusión” que, han insistido, “seguían trabajando desde Palma”.

También, han destacado que “pese a los reveses”, como la “inacción de la Policía y Fiscalía polacas” que han denunciado, ha sido “la constancia y el ejemplo de lucha y perseverancia que ha demostrado el padre” lo que les ha llevado a dar con Olivia.

LA GUARDIA CIVIL COMPARTE “EMOCIONADA” EL MOMENTO CON LA FAMILIA

Por su parte, el coronel jefe de la Guardia Civil de Baleares, Alejandro Hernández Mosquera, ha querido agradecer al padre de la menor que haya querido visitar a la Guardia Civil para compartir con ellos este “momento de felicidad”.

Un momento que, según Hernández, “es también un momento de felicidad para la Guardia Civil, que está emocionada y que no ha hecho más que cumplir con su deber”.

LA SITUACIÓN JUDICIAL DE LA MADRE

Por último, la Guardia Civil ha informado que una vez finalizada la operación policial, “son las autoridades centrales polacas y españolas quienes se han de entender ahora” para esclarecer la situación judicial de la madre.

La operación ha contado también con el apoyo de la diplomacia española en Polonia, del Centro Nacional de Desaparecidos y de la Fundación Europea por las Personas Desaparecidas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here