Terraferida denuncia la construcción de dos viviendas en una zona protegida de Banyalbufar

Banyalbufar

Terraferida ha hecho llegar a la Agència de Defensa del Territori (ADT) dos casos de urbanismo presuntamente fraudulento dentro de espacios protegidos de Banyalbufar.

Se trata de dos construcciones, con toda la apariencia de viviendas, que se están construyendo actualmente dentro de Áreas Rurales de Interés Paisajístico (ARIP) en la zona de Son Creus.

Estas dos construcciones además se ubican dentro del Paraje Natural de la Serra de Tramuntana, dentro de pequeñas parcelas de 6.000 y 9.000 m2 y que no tienen la condición de edificables.

Según explica Terraferida, los promotores habrían obtenido la licencia del Ajuntament de Banyalbufar para realizar edificaciones de nueva planta y reconstrucciones para usos exclusivamente agrarias. Para obtener estas licencias se habrían acogido a la exoneración del cumplimiento de los parámetros urbanístico de la “Llei Company”, la ley agraria aprobada en 2014 por el Govern de José Ramón Bauzá.

Estas autorizaciones de la Conselleria de Agricultura irían condicionadas a usos apícolas y a un punto de venta de productos agrarios. “La apariencia de las construcciones, sin embargo, es de viviendas, en ningún caso de edificaciones agrarias”, afirman desde la entidad ecologista.

La ubicación de las construcciones es una zona boscosa de difícil acceso y en lugares donde estas actividades agrarias difícilmente son viables, por ello, “hace pensar que se trataría de un fraude de ley”, aseguran desde Terraferida.

Por este motivo, han hecho llegar a la ADT dos denuncias para que se investiguen estas construcciones. Terraferida cree que también se podrían haber vulnerado los artículos 89 y 90 de la normativa del Paraje Natural de la Serra de Tramuntana, al ser construcciones de nueva planta que no deberían estar autorizadas y también la ley para la conservación de espacio de relevancia ambiental (LECO), por tratarse de obras dentro del Paraje Natural.

La ley agraria un “colador de ilegalidades urbanísticas” que debe revisarse

Con todo, desde Terraferida advierte que “cuando se aprobó la ley agraria, diversas entidades, asociaciones agrícolas y expertos en urbanismo, ya advirtieron de la exoneración de cumplir los parámetros urbanísticos, demostrando una cierta actividad agraria en la finca, podría ser un colador para edificar chalets en sitios no edificables” y añaden que “el tiempo les ha dado la razón y estos casos podrían ser un ejemplo de ello”.

Por este motivo, Terraferida pide a la Conselleria de Agricultura que revise todos los expedientes similares y compruebe si las autorizaciones que ha concedido en los últimos años se ajustan a la actividad agraria solicitada o se han acabado convirtiendo en chalets.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here