Terraferida pide al Ajuntament de Deià que luche contra la especulación del suelo

Deià

Terraferida ha pedido al Ajuntament de Deià que decrete una suspensión de licencias en el próximo pleno municipal para frenar la especulación del suelo.

Desde la asociación celebran que “la nueva mayoría municipal, a través de su alcalde, haya expresado públicamente su voluntad de revisar el planteamiento urbanístico con criterios de racionalidad y orientación social, pero alertamos de que sin una suspensión de licencias se podría producir una avalancha de peticiones de licencias de construcción”.

Terraferida asegura que “Deià ha experimentado en los últimos años un desarrollo urbanístico y turístico desmesurado que ha transformado el pueblo. Las causas más importantes son, precisamente, el propio planteamiento urbanístico y la transformación de centenares de viviendas en establecimientos turísticos”.

El doble de plazas turísticas que de habitantes

Deià contaba en 2019 con 1.138 plazas turísticas legales, de las que 458 eran hoteleras. “Es casi el doble que la población residente, convirtiéndose en el municipio de la Serra de Tramuntana con la desproporción más grande entre plazas turísticas y residentes. A pesar de todo, el Consell no consideró que fuera un núcleo saturado cuando realizó la zonificación turística”, ha lamentado la entidad ecologista.

Respuesta del Consistorio

El Ajuntament de Deià ha respondido a la petición de Terraferrida de suspender las licencias ya que sino “se podría producir un alud de petición de licencias de construcción” y, en este sentido, han replicado que en los siete primeros meses de legislatura no se ha otorgado ninguna.

En este sentido, desde el Consistorio han sostenido que “no ha habido, de momento, el efecto llamada ni el alud que la entidad teme”. “En todo caso, si se produjera este equipo municipal ya tiene preparada la respuesta jurídica para frenarla, en cuanto que
la suspensión de licencias tiene tres meses de retroactividad”, han añadido.

Asimismo, han dicho que desde el primer momento tienen prevista la suspensión de licencias, “que se llevará a cabo cuando sea conveniente”. En este punto, han avisado de se tiene que ligar a una modificación o revisión de la normativa urbanística y que su duración máxima es de un año.

“Si en este año no se aprobara una nueva normativa urbanística quedaría en vigencia la anterior y el Ajuntament no tendría ningún instrumento a su alcance para parar ningún desarrollo que desvirtuara el planeamiento deseado”, argumentado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here