Armengol pide más autonomía fiscal y la reforma urgente del sistema de financiación ya que “penaliza” a Balears

Francina Armengol, Govern

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha defendido más autonomía fiscal para las Comunidades Autónomas y flexibilidad competencial para que cada una avance a su ritmo, y ha reclamado diálogo entre instituciones, no sólo con Catalunya sino con todas las autonomías, para “definir claramente las funciones” de cada administración y evitar conflictos.

En un desayuno informativo en Madrid de Executive Forum, la dirigente balear ha subrayado que el actual sistema de financiación penaliza a su comunidad y que es urgente la reforma. Baleares, ha explicado, es la segunda autonomía que más aporta al sistema y la novena en recibir fondos, lo que a su juicio se debe equilibrar. En la pasada legislatura autonómica, se logró situar a las islas “por primera vez” en la media per cápita de inversión social.

“Es un ejemplo que indica que algo falla en un modelo que condena al que más aporta a peores condiciones”, ha asegurado. “Necesitamos otro modelo que recompense la generosidad de territorios como el nuestro”, ha añadido.

Armengol ha defendido en este contexto más autonomía fiscal a las comunidades y también “flexibilidad” competencial, para que cada una impulse a su ritmo su desarrollo. “No se trata solo de encontrar en el diálogo la solución para Catalunya que la confrontación no ha logrado. Se trata de definir claramente las funciones de las comunidades para evitar conflictos con el Estado que casi siempre se deben a discrepancias competenciales”, ha explicado. Para ello, ha apostado por reformar el Senado como cámara territorial y potenciar la Conferencia de Presidentes.

Armengol ha explicado también que su Ejecutivo necesita que se aplique el Régimen Especial de Balears (REIB) aprobado, con inversiones en los próximos Presupuestos del Estado, y que se complete también con el régimen fiscal, pendiente de aprobación.

LA REALIDAD BALEAR

La presidenta balear ha señalado que desde la península “se entiende con dificultad” la realidad balear, porque se piensa que “todo el mundo es rico” y vivimos en una situación “tropical” cuando existen desigualdades y riesgo de pobreza. “Y desde los Presupuestos del Estado no se nos ha tratado cómo merecíamos. Llevamos años siendo los últimos en inversión y eso va repercutiendo”, ha censurado.

Para esta y otras cuestiones como la actuación sobre el mercado de la vivienda, la lucha contra el cambio climático o el impulso económico, ha continuado Armengol, es necesario que el nuevo Gobierno tome medidas, “que el motor estatal acelere”. Ha reclamado especialmente que se “supere” la reforma laboral y que se continúe en la subida del salario mínimo.

Con respecto a este último aspecto, se ha mostrado muy favorable al incremento paulatino porque hay “rentabilidades empresariales altísimas” y los trabajadores tienen que “actualizar su nivel de renta”. “Los beneficios se tienen que repartir mejor”, ha recalcado.

Por último, Armengol se ha referido a la formación del nuevo Gobierno central de coalición, como el que ella preside. Ha aconsejado diálogo entre los socios y ha recordado que en Baleares se han aprobado cinco presupuestos autonómicos. “El pacto entre socios encuentra el éxito en la capacidad para relegar los intereses de partido y anteponer los de los ciudadanos”, ha dicho.

La líder del Ejecutivo balear ha sido presentada por la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, quien ha defendido las propuestas de cambio que realiza el PSIB desde la “lealtad” al modelo constitucional y ha apostado por escuchar todas las iniciativas que se hagan desde este planteamiento de respeto a la Constitución.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here