El supuesto líder de la trama de las ‘cartas nigerianas’ se desvincula del origen delictivo del dinero

Audiencia Provincial, Juicios, Tribunales

El supuesto líder de la trama de estafa de las ‘cartas nigerianas’ ha reconocido este lunes en la Audiencia Provincial de Baleares que abrió varias cuentas bancarias utilizando pasaportes falsos, pero se ha desvinculado del origen delictivo del dinero que se ingresaba.

El hombre está acusado junto a otras 13 personas de delitos de estafa, blanqueo de capitales, falsificación de documentos oficiales y pertenencia a organización criminal. La Fiscalía pide penas que suman 227 años de cárcel y el juicio, que se prevé que dure dos semanas, se celebra desde este lunes.

El nigeriano, considerado por la acusación como el “máximo responsable del entramado”, ha admitido que abrió varias cuentas bancarias, en diferentes entidades, utilizando pasaportes con diferentes nombres, pero todos con su fotografía.

A preguntas de la Fiscalía, ha señalado que “su parte” era la gestión de estas cuentas, pero se ha desentendido del origen del dinero, que se ingresaba desde diferentes países. Con todo, en otro momento ha declarado que “no todo” el dinero era “dinero sucio”.

Según su versión, su papel era transferir este dinero a “clientes” y él se quedaba un porcentaje como comisión. El hombre ha insistido en que ese dinero no era suyo y ha acusado a la Policía de haber “exagerado la situación”. La Fiscalía pide para esta persona 24 años y nueve meses de cárcel.

UNO DE LOS ACUSADOS DICE QUE ES UNA VÍCTIMA

Otros de los acusados han reconocido total o parcialmente los hechos, pero algunos los han negado por completo. Uno de ellos, que se ha declarado inocente, ha asegurado ser una víctima, sosteniendo que sus cuentas fueron utilizadas por personas desconocidas.

Este hombre ha mantenido que no conoce a los otros procesados y que no tiene ninguna relación con la trama de estafas. Ha declarado que es pastor de una iglesia, que se dedica a obras de caridad y también que tiene una empresa legal del sector de la cerámica, con negocios con Nigeria.

LA ESTAFA DE LAS ‘CARTAS NIGERIANAS’

De los 14 acusados, 11 son de nacionalidad nigeriana y tres españoles. Ninguno de ellos tiene antecedentes por estos delitos. La Fiscalía los acusa, junto a otros individuos no localizados y otros no identificados, de formar un grupo organizado para conseguir dinero mediante el fraude de las ‘cartas nigerianas’ y otras técnicas de engaño.

Supuestamente, el grupo captaba víctimas mediante técnicas de ingeniería social, como el llamado ‘phishing’, que consiste en hacerse pasar por empresas de confianza o utilizar identidades falsas en aparentes comunicaciones oficiales por correo electrónico. En este tipo de estafas se ilusiona a la víctima con promesas falsas sobre premios de lotería, negocios o herencias, con la condición de pagar una suma por adelantado para acceder a la supuesta fortuna. Con distintos pretextos, los timadores solicitan cantidades elevadas, pero pequeñas en comparación con el beneficio prometido.

En el caso que se enjuicia en Palma, la trama actuaba, presuntamente, en más de 35 países de todo el mundo, tanto de la Unión Europea como de América o Asia, con decenas de víctimas. Según la Fiscalía, tras conseguir el dinero lo ingresaban en cuentas bancarias creadas específicamente para la trama, abiertas con pasaportes manipulados e identidades ficticias. Después este dinero se enviaba, en efectivo o mediante giros monetarios -a veces en locutorios- a Nigeria, y se repartían las ganancias.

La Fiscalía apunta que las retiradas de dinero se hacían “normalmente de forma casi inmediata” después de los ingresos para evitar riesgos, y calcula que el fraude rozaría, al menos, los 407.000 euros. Además de la pena de prisión, pide que se indemnice a las empresas y particulares perjudicados.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here